¿Cómo combatir el insomnio? Remedios caseros para el insomnio

Todos podemos decir que alguna vez hemos luchado contra el insomnio en un momento u otro en nuestras vidas. La dificultad es que todas las personas parecen tener diferentes grados y/o particularidades con los problemas de sueño… Tal vez te resulta difícil dormir cuando tienes tu mente muy ocupada, tal vez te despiertas y no puedes volver a dormir, o tal vez bebes demasiado café para mantenerte activo en el transcurso del día y este te impide que tengas un sueño tranquilo y profundo.

El punto es que el insomnio no es un término fácil de definir porque cada uno de nosotros tenemos diferentes variaciones y formas de como se puede manifestar. He sufrido de insomnio en el pasado, nunca de forma grave pero he sido bastante malo en tratar de hacer algo al respecto para solucionarlo.

Remedios para el insomnio

Normalmente me levantaba temprano en la mañana y me resultaba difícil volver a dormir, esto puede ser especialmente molesto cuando se está levantado a las 4 am y se tiene programado una reunión muy importante de trabajo al final de ese día. Dicho esto, también he experimentado problemas para dormirme, además de haber tenido sueño muy ligero durante toda la noche.

A través de los años he logrado encontrar ciertas cosas que pueden ayudar pero lo más importante, la clave es no mirar el insomnio como una batalla. Una vez que empezamos a luchar para llegar a cómo dormir rápido o cómo dormir mejor, la batalla ya está perdida. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero tenemos que aceptar que a veces pasamos noches sin dormir y debemos trabajar con ello.

¿Cómo combatir el insomnio? 5 Remedios caseros para el insomnio

¿Qué es bueno para el insomnio? A continuación encontraras 5 remedios caseros y naturales que te ayudaran a combatir el insomnio y poder volver a dormir toda la noche:

1. Si tiene problemas para conciliar el sueño

Trata de conseguir estar realmente cansado, esto no significa que tengas que caminar todo el día (aunque pasar más tiendo a pie ayuda) sino más bien indicar a la mente que es hora de irse a la cama y descansar. Pasa algún tiempo en una habitación a oscura, sin ningún tipo de aparato electrónico y con sólo una pequeña porción de luz. El insomnio puede ser una gran oportunidad de gestionar tus pensamientos o de leer algo importante, comienza a hacer algo constructivo hasta que empieces a bostezar y tu cuerpo/mente se relaje.

“Si usted no puede dormir, levántese y haga algo en vez de quedarse ahí preocupándose. Es la preocupación la que le produce el insomnio”
Dale Carnegie

2. Calma el estómago

Nuestro estómago es como nuestro segundo cerebro, si está molesto o inquieto entonces usted será incapaz de relajarse. Si tienes dificultad para digerir tu cena o tienes hambre, un estómago revuelto o infeliz hará que estés despierto e inquieto. Si tienes hambre ve a comer un pequeño refrigerio (un vaso de leche tibia funciona bien) o si tienes un estómago revuelto intenta comer un poco de galletas secas ya que pueden calmar el estómago.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para no roncar

3. Si te despiertas temprano y no puedes volver a dormir

Encuentra la forma de calmar la mente, en mi experiencia esto sucede el 99% del tiempo, porque tenemos demasiadas cosas en la mente o te has presionado demasiado los últimos días. Yo ha estado trabajando muy duro, con mucho estrés por todos lo proyectos que tenía que hacer en mi trabajo lo cual a menudo se manifestaba despertándome en la mitad de la noche sintiéndome inquieto.

Lo que hay que hacer es tratar de tomar las cosas con calma, camina para hacer ejercicio o toma más tiempo para relajarte durante un par de días. La otra razón por qué te despiertas en la mañana antes de tiempo puede ocurrir por tener bajo nivel de azúcar en la sangre – esto normalmente se manifestará despertándote caliente y sudoroso. En este caso comer un pequeño refrigerio antes de acostarse puede ayudar a mantener el nivel azúcar en la sangre estable durante toda la noche, intenta comer algo que mezcle grasa con carbohidratos complejos.

“Ningún día es tan malo que no se pueda arreglar con una siesta”
Carrie Snow

4. Tomar siestas

Parece contraproducente a veces y muchas personas recomiendan evitar las siestas si tienen problemas para dormir. Para mí es todo lo contrario, pero estoy hablando de verdaderas siestas de 15-30 minutos seguidos para dormir durante el día. Una siesta debe ser un refresco para la mente, siempre debes permanecer consciente y en contacto con la realidad. La siesta es una forma de descansar la mente durante un breve período del día pero no tiene efectos a largo plazo y funciona como una manera de calmar la mente y promover el sueño esa noche.

Visita este artículo:
Remedios para la depresión y la ansiedad

5. Perder el miedo

¿De qué manera la falta de sueño puede hacerte algo a ti? Uno de nuestros instintos más profundos es dormir, tarde o temprano siempre nos dormiremos. Ya sea en un par de horas o la noche siguiente. El hábito de dormir está demasiado profundamente arraigada en nuestra naturaleza humana para que pueda ser evitado. Y además el día siguiente después de una noche inquieta por lo general no es tan malo. Y a pesar de todo, la falta de sueño no es tan preocupante como muchos artículos tratan de hacernos creer.

Nunca podremos escapar del insomnio, ya que nadie tienen garantizado al 100% tener un buen sueño todo el tiempo, pero podemos aprender a lidiar con él. Los consejos anteriores pueden ayudarte, pero sobre todo debes perder el miedo a la falta de sueño y tratar de no luchar contra el insomnio es el camino a una mejoría de tu sueño.

Bibliografía:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario