6 errores que se cometen al hacer una dieta

En este artículo descubriras los errores que se cometen al hacer una dieta y evitan que bajes de peso.

Si no puedes bajar de peso, tu dieta podría ser la culpable. Con tanta información contradictoria que hay, no es de extrañar que la gente no pueda entender cómo bajar de peso. Las dietas fracasan por muchas razones.

Tal vez te sientas muy privado de algunos alimentos, odias la comida o te estancas después de un par de semanas en el programa. Sean cuales sean tus problemas en la dieta, evitar algunos errores comunes pueden ayudarte en tus objetivos.

Errores que se cometen al hacer una dieta

6 errores que se cometen al hacer una dieta

1. Pensar en que “Dieta” significa “bajo en carbohidratos”

A pesar de lo que muchas dietas quieren que tú creas eso, los carbohidratos no son el enemigo. El problema radica en la elección de los carbohidratos. Los carbohidratos blancos o altamente procesados como el pan blanco, los dulces y los refrescos, contienen gran cantidad de azúcares y calorías vacías. Los granos enteros por el contrario son ricos y muy abundantes en fibra, por lo que en realidad son una buena opción si estás tratando de perder peso.

2. Olvidar las calorías líquidas

Una sola lata de refresco contiene aproximadamente 150 calorías y hasta 15 cucharaditas de azúcar. 3500 calorías equivalen a unos 500 gramos. Beber una lata de refresco diariamente puede hacerte ganar 500 gr de grasa cada 23 días. Cambia al agua o bebidas sin calorías para evitar este grandísimo problema.

Refrescos contienen muchas calorías

3. Perder peso demasiado rápido

La pérdida de peso ideal es de 500 gramos por semana. Si bajas de peso mucho más rápido que esto, es muy probable que estés perdiendo masa muscular o agua en lugar de grasa. A la larga, esto puede conducir a un metabolismo lento. Cuando pierdes peso demasiado rápido, tienes mayor probabilidad de volver a subir.

4. Saltarse comidas

Saltarse las comidas de la dieta afecta tus niveles de azúcar en la sangre haciendo que baje. A medida que el azúcar en la sangre baja, te sentirás con más hambre y es más probable que comas en exceso durante el día. Sin embargo, si comes de cinco a seis comidas pequeñas durante el día, vas a terminar comiendo menos a largo plazo, ya que no experimentas el hambre y no tienes la tentación de caer en los alimentos “prohibidos”.

Otro artículo interesante:
Cómo incrementar el metabolismo y mantenerte en forma

5. Falta de planificación

La falta de planificación significa que puedes terminar atrapado en el trabajo sin una merienda saludable o terminar ordenando pizza porque la nevera está vacía. Decir que quieres perder peso no es un medio muy eficaz para bajar de peso… necesitas saber cómo llegar a lograr este objetivo. Por ejemplo, haz un plan de hacer ejercicio 30 minutos al día después del trabajo. Decide un menú para la semana, incluso si se trata de uno flexible. Llena tus gabinetes con alimentos saludables de antelación para que tu despensa esté llena y no tengas excusas para comer comida basura.

6. Comer muy poco

Si no comes lo suficiente, tu metabolismo se ralentiza y de hecho tu cuerpo conserva calorías, en lugar de quemarlas. Se trata de un mecanismo de protección que tu cuerpo utiliza para evitar el hambre. Como regla general, tu cuerpo no le importa si tienes sobrepeso. Menos calorías es igual catabolismo en cuanto a tu metabolismo se refiere. No dejes caer menos de 1.200 calorías por día para mantener tu cuerpo funcionando a toda velocidad.

Bibliografía consultada:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario