7 maneras para crear el hábito del ejercicio

¿Estas buscando la manera de crear el hábito del ejercicio en tu vida diaria?

Usted probablemente lo ha intentado en varias ocasiones. Estás harto de tu delgadez o del sobrepeso corporal. Entonces decides hacer algo al respecto. Así que te inscribes en un gimnasio. Algunos amigos deciden unirse contigo. Después de unas semanas sin embargo, tus amigos no aparecen más. Entonces, acabas yendo solo. Y finalmente dejas de ir.

Sí lo sé, esto sucede todo el tiempo. Lo he visto una y otra vez. Sé lo que estás pensando. ¿Por qué algunas personas pueden aferrarse al ejercicio y no otros? ¿Cuál es su secreto?

crear el hábito del ejercicio

Te voy a decir primero lo que no es: no es disciplina, no es fuerza de voluntad. La disciplina y la fuerza de voluntad sólo funcionan a corto plazo. Lo que funciona a largo plazo es hacer del ejercicio un hábito. Ese es su secreto. Y por eso es por qué este artículo se trata de como desarrollar ese hábito.

7 maneras de desarrollar el hábito del ejercicio.

1. Establezca su objetivo.

  • ¿Qué quieres lograr?
  • ¿Músculos más grandes?
  • ¿Menos grasa?
  • ¿Más fuerza?
  • ¿Más velocidad?

El ejercicio puede ser utilizado para varios fines. Antes de inscribirte en un gimnasio, empieza por establecer una meta definida. ¿Qué es lo que tú quieres?

No trates de alcanzar más de una cosa a la vez. Comience con una meta. Una vez que la hayas alcanzado, puede trabajar para lograr un segundo objetivo.

Visita este artículo:
Frases deportivas para que desarrolles tu grandeza

2. Establece una fecha límite.

Establezca una fecha en la que quieres alcanzar tu meta. Escribe tu objetivo y el plazo en un pedazo de papel y ponlo en algún lugar que se pueda ver varias veces al día.

Un buen lugar sería tu mesita de noche. Mirara al despertar y antes de irte a la cama. Esto servirá como un recordatorio constante de tu meta.

3. Haga un plan.

Una vez que hayas establecido tu objetivo, debes ir a por ese objetivo con un plan.

• ¿Qué ejercicios quieres realizar?
• ¿Cuántos series y repeticiones vas a hacer?
• ¿Cuántas veces a la semana vas a ir al gimnasio?

Tu tiempo es valioso. Todo minuto que pases en el gimnasio te acerca al logro de tu meta. Así que debes elegir un programa de entrenamiento sólido. Si eres un principiante en el entrenamiento de fuerza, consiga material de aprendizaje o busque un entrenador. Es lo mejor para empezar.

4. Haga ejercicio a primera hora de la mañana.

Cuando acabas de tener un día duro en el trabajo, puede ser difícil entrenar durante una hora en el gimnasio. Una solución es hacer ejercicio a primera hora de la mañana:

  • Levántese temprano.
  • Coma el desayuno.
  • Prepare el material que necesitas para el trabajo.
  • Ve al gimnasio

Una hora más tarde, estarás a un paso más hacia la consecución de tu objetivo. Y tendrás el día entero para hacer lo que tienes que hacer.

5. Cumple con tu plan.

Esto es algo que he experimentado en numerosas ocasiones. Los días que no tienes ganas de hacer ejercicio, a menudo son tus mejores días. Tal vez sea la conexión mente-cuerpo: el cuerpo dice que NO, pero la mente dice VE. Así, el cuerpo finalmente dice también VE.

Sea lo que sea, cuando es el día hábito y ejerciciopara entrenar, es el día para entrenar. No hay excusa, ve al gimnasio. Si no te sientes 100% saludable, ve todavía al gimnasio pero entrena a una intensidad menor. El hecho de que hayas estado allí, es más importante que la calidad de tu entrenamiento.

Cuanto más te ejercitas, más creas el hábito. Continúa con tu plan.

6. Entrena con alguien que tenga el hábito de hacer ejercicio.

Si entrenas con una colega que termina renunciando al gimnasio, es probable que termines renunciando también. Pero si tu compañero de entrenamiento entrena con ánimo, seguro que tú lo tomaras como un reto.

La próxima vez que vayas al gimnasio, mira a tu alrededor. Mira las personas que hacen ejercicio. Encuentre a alguien que se tome en serio su entrenamiento. Toma la iniciativa: pregúntele si puede entrenar con él. Si eliges a la persona adecuada, él va a aceptar tu solicitud. La mayoría de la gente sabe que empezar a hacer ejercicio no es fácil, ellos saben porque han pasado por ello.

Un compañero de entrenamiento es algo que motiva y que te va ayudar a alcanzar tu meta.

7. Tenga confianza.

Tú puedes lograr lo que quieras, si crees que puedes hacerlo. Ten una meta clara y un plan y ármate con confianza en ti mismo.

Sepa que tendrás 30 días para crear el hábito del ejercicio. Durante los primeros 30 días tendrás que esforzarse para ir al gimnasio. Después de 30 días será más fácil: los hábitos comienza a asumir el control y te empujaran el gimnasio.

Escribe esto al lado de tu meta y plazo: «Si ellos pueden hacerlo, yo lo puedo hacer«


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario