9 Expectorantes caseros con ingredientes naturales

¿Buscas los mejores expectorantes caseros? Una tos puede dificultarte el sueño y en la oficina puede llegar a molestar a tus compañeros de trabajo.

Si sientes que estás tosiendo mucho y nada hace parecer que vaya a terminar, es posible que necesites un expectorante. Esté aumenta el contenido de agua en el moco, lo afina y hace que tu tos sea más productiva en la eliminación de la mucosidad.

A continuación veremos más de cerca lo que hacen los expectorantes y algunos remedios naturales que puedes encontrar en tu hogar.

Expectorantes caseros y Naturales

¿Qué es un expectorante?

Entonces, ¿Qué es expectorante? Es una especie de medicina contra la tos que afloja y aclara el moco en los pulmones promoviendo su expulsión. Los expectorantes de la tos difieren de los supresores de la tos los cuales hacen disminuir la tos pero no eliminan la flema.

Los expectorantes no tratarán la infección que está causando los síntomas pero harán que te sientas un poco mejor mientras tu sistema inmunológico hace su trabajo y te permitirá tener una buena noche de descanso.

Señales de que necesitas un expectorante

La señal principal de que necesitas un expectorante es que sientes que tienes mucosidad acumulada en tus bronquios, tráquea, pulmones o vías respiratorias. Cuando intentas toser, el moco no parece querer salir. La habilidad para eliminar la mucosidad se ve obstaculizada porque se adhiere a las superficies.

Un aumento en la producción de moco en el tracto respiratorio superior es un signo de resfriado común y muchas otras dolencias. Si el exceso de moco está en los bronquios, puedes tener bronquitis, gripe o asma.

También puede experimentar moco espesante si te has diagnosticado a ti mismo y has tomado demasiados descongestionantes. Otras enfermedades que se asocian con la acumulación de moco en las vías respiratorias son la Enfermedad pulmonar obstructiva y la fibrosis quística. Si experimentas moco espeso en las vías respiratorias que no desaparece durante un largo período de tiempo, debes consultar con un profesional de la salud ya que puede ser un signo de algo más grave.

Los mejores expectorantes caseros para probar en casa

Si estás seguro de que has cogido un resfriado y te gustaría deshacerte del exceso de mucosidad que ninguna cantidad de tos parece eliminarla, en lugar de gastar un montón de dinero en medicinas contra la tos, deberías considerar algunos de estos remedios naturales:

1. Hoja de hiedra

Un eficaz expectorante natural es la hoja de la hiedra la cual es una planta de hoja perenne. La hoja de hiedra cuenta con un compuesto llamado saponina que los investigadores creen que ayuda a diluir la mucosa. De hecho, un estudio reciente encontró que la combinación de las hierbas de anís, extracto seco de hojas de hiedra y tomillo mejoró los síntomas de la tos.

Muchos otros estudios han demostrado que la hoja de hiedra es un tratamiento eficaz contra la tos. La mayoría de los herbolarios venden té de hoja de hiedra.

Infusión de hiedra

Necesitaras…
• 1 cucharadita de hojas secas de hiedra
• 1 taza de agua.
• Miel (opcional).

Instrucciones:
1. Hierve en una cazuela una taza de agua
2. Cuando entre en ebullición añade la hiedra, dejándola al durante 3 minutos.
3. Apaga y déjalo en reposo unos 3 minutos.
4. Finalmente cuélalo y endúlzalo con azúcar o miel.

2. Vapor de agua

La razón por la que estás tosiendo tanto con poco éxito en aflojar la mucosidad es porque el moco es simplemente demasiado grueso. Un diluyente natural es el agua. Pero, ¿Cómo puedes conseguir que el agua llegue a tus vías respiratorias para mezclarse con el moco sin ahogarte? Una forma natural y fácil de aflojar la congestión en el pecho es tomar una ducha caliente.

El aire húmedo y caliente de la ducha aflojara el moco en las vías respiratorias y te ayudara a aliviar una tos obstinada. Por supuesto, las duchas no son la única solución. También puedes intentar usar un humidificador para agregar humedad al aire que respiras o ve a una sauna si tienes acceso a una.

3. Eucalipto

Eucalipto como remedio para la tos

El eucalipto contiene varios compuestos con propiedades antiespasmódicas, descongestivas y anti-organismos nocivos. Un compuesto conocido como cineol es la fuente de esta amplia combinación de beneficios. Dado que el cineol puede aliviar la tos, funciona contra los problemas respiratorios superiores y sirve como un expectorante, se cita generalmente como el ingrediente activo en el eucalipto.

El eucalipto se vende como un producto de venta sin receta médica. El eucalipto se utiliza para el alivio temporal de la congestión nasal, la tos asociada con un resfriado y para el reumatismo. Nunca apliques eucalipto sin diluir en la piel ni tampoco lo ingieras.

Receta de Eucalipto y vinagre de manzana

Necesitaras…
• 2 semillas de eucalipto.
• 2 hojas de eucalipto.
• 1 de vaso de vinagre de sidra

Instrucciones:
1. Pon el eucalipto en un recipiente y añade el vinagre.
2. Lleve a ebullición a fuego lento y déjalo hervir durante 1 minuto.
3. Apaga el fuego y déjalo reposar durante unos10 minutos.
4. Haz friegas sobre tu pecho y espalda antes de acostarte y deja el resto sobre la mesita de noche para inhalarlo mientras te duermes.

No te vayas sin leer:
Los 8 mejores remedios caseros para el asma

4. Menta

Menta como Expectorante casero

La menta es comúnmente utilizada como un sabor para la pasta de dientes, el té y la goma de masticar. Sin embargo, podría ser justo lo que el medico ordenó cuando se trata de trata curar una tos de forma natural. Un compuesto llamado mentol se encuentra en la menta. Se sabe que el mentol ayuda a aflojar la flema, acabar con la tos y eliminar la mucosidad por lo que es un ingrediente que aparece en muchos expectorantes caseros.

Si estás teniendo problemas para deshacerte del moco espeso, puedes que desees considerar el té de menta. Es seguro y está disponible en la mayoría de los supermercados. No hay efectos secundarios y a menos que seas alérgico (una alergia poco común) no presenta ningún peligro.

También puedes hacer tu propio té añadiendo unas hojas de menta fresca al agua caliente. Nunca debes ingerir mentol puro ya que se considera venenoso. Algunas personas pueden salirles erupciones si aplican directamente el aceite de menta o el mentol a su piel. Pruebe el aceite en una pequeña área de tu piel en primer lugar y espera uno o dos días para ver si hay una reacción alérgica.

5. Té de salvia

Té de salvia para los resfriados y la tos

Es posible que hayas tenido un amigo hippie o un pariente mayor que te haya dicho que bebieras té de salvia la última vez que tenías los pulmones congestionados. Esto se debe a que el té de salvia ayuda a aliviar los síntomas asociados con la tos y los resfriados. Facilitará despejar la nariz tapada y minimizara la irritación de la garganta.

Simplemente utiliza dos cucharaditas de hojas de salvia fresca en una taza de agua caliente para usar el té de salvia como un descongestionante o expectorante como remedio casero. Después de dejar que el té repose, añada miel para mejorar el sabor. Puedes beber el té de salvia hasta tres veces al día. Trate de combinar las hojas de tomillo con hojas de salvia para aumentar la potencia.

Infusión de salvia y tomillo
Al combinar la salvia con las hojas de tomillo aumentaremos la potencia de este expectorante.

Necesitaras…
• 1 a 2 tazas de agua.
• 1/3 de taza de hojas de salvia.
• 2 cucharadas de tomillo fresco.
• 2 cucharaditas de miel.
• 2 cucharadas de vinagre de manzana.

Instrucciones:
1. Romper con las manos las hojas de tomillo y de salvia y colocarlas en una jarra de vidrio.
2. Echar agua hirviendo a la jarra con las hierbas, taparlo y dejar reposar durante 30 minutos.
3. Cuela la preparación y agrega la miel y el vinagre de manzana.
4. Se recomiendo beber 2 o 3 cucharadas de esta infusión expectorante como máximo 3 veces al día.

6. Regaliz

Regaliz como remedio natural para la tos

¿Sabía que el regaliz no es sólo un sabor natural muy popular, sino que también es una potente hierba con una amplia gama de beneficios para la salud? El regaliz es un laxante natural suave, además de poseer excelentes propiedades hepatoprotectoras. Lo que es más importante para ti, ayudará a que la tos desaparezca y que tu nariz deje de moquear. También alivia los pulmones inflamados y la garganta que pica mientras hace que tu tos sea más productiva.

Beba regaliz como un té para usarlo como un descongestionante o expectorante casero. Hierva la mitad de una cucharadita de raíz de regaliz en agua pura. Deja enfriar y luego toma el té tres veces al día. Cualquier herbolario o tienda especializada también te ofrecerá pastillas de regaliz.

Visita este artículo:
Remedios caseros para la tos

7. Marrubio

El marrubio es muy recomendado por los herbolarios cuando se trata de curar la tos y los resfriados. Este descongestionante natural es ideal para tratar la tos productiva y la tos seca. Además, aliviará la opresión en el pecho asociada con la tos seca. La hierba también alivia los pulmones irritados y suprime la tos.

Es probable que tengas que tomar pastillas de marrubio en lugar de usar hierba fresca para hacer un té porque es increíblemente amarga. Cualquier herbolario debería tener pastillas de marrubio.

8. Miel

La miel es natural, relajante y deliciosa. Además, se puede utilizar para aflojar el moco en el pecho. Pero la eficacia de este producto de abeja en el tratamiento de la tos todavía no se ha probado en una buena cantidad de estudios. Sin embargo, investigaciones recientes encontraron que la miel puede mejorar el sueño y aliviar la tos en niños con infecciones respiratorias. Mezcla una taza de té caliente, agua o leche con una cucharadita de miel justo antes de acostarte.

Remedio con Limón y miel para la tos

Necesitaras…
• 1 Limón.
• 1 Vaso de agua.
• 1 Cucharadita de miel.

Instrucciones:
1. Exprime el limón y añádele el zumo a un vaso con agua caliente, sin necesidad de llegar a hervir, junto con una cucharadita de miel.
2. Tómatelo aún caliente para que el efecto sobre la mucosidad sea mayor.

El limón tiene un alto contenido de vitamina C que hace que aumenten las defensas del cuerpo y lo prepara para luchar contra las infecciones, siendo además, un gran expectorante. La miel de abejas es un alimento antiséptico, calmante y bactericida, por lo que la combinación de ambos, te servirá para eliminar la tos con flemas.

9. Hidratación

Como ya sabes, la razón por la que el moco está atascado en las vías respiratorias es porque es demasiado gruesa y el agua es la mejor forma de diluirla. Además de respirar el vapor, también debes mantenerte hidratado. En general, tu cuerpo funcionará mucho mejor si lo mantienes hidratado. Por lo tanto, cuando tienes un resfriado o una tos debes aumentar tu ingesta de líquidos. Una gran manera de obtener más líquidos es beber té de hierbas o simplemente agua. Ya que a menudo causan deshidratación, trata de evitar el consumo de alcohol y cafeína cuando tiene una tos.

NOTA IMPORTANTE: La finalidad de este artículo es complementar y en ningún caso substituir el consejo de un profesional de la salud. Las técnicas mencionadas en estilodevidasano.com no son una alternativa al tratamiento médico o psicológico, aunque pueden ser un excelente complemento.

Bibliografía:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario