7 consejos para correr más rápido

¿Actualmente sientes que tienes limitaciones cuando se trata de correr? No te preocupes, después de leer esta guía acerca de cómo correr más rápido sabrás exactamente lo que necesitas hacer en tú entrenamiento para superar dichas limitaciones.

También podrás diseñar tu propio programa de entrenamiento en lugar de copiar el de otros atletas. No es necesario seguir un programa de entrenamiento masivo generalizado para aprender a correr más rápido.

Consejos para correr más rápido

Algunos consejos para correr más rápido

1. Lo básico

Cada corredor necesita tener el conocimiento sobre las cuatro cualidades físicas necesarias para correr, estas son: fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad, todas los cuales se combinan para mejorar las habilidades para correr. El aumento de la velocidad en carrera se crea con un buen entrenamiento y usando las técnicas apropiadas.

2. Analiza cómo te mueves

Lo más importante para correr más rápido es analizar cómo te mueves cuando corres. Las siguientes preguntas pueden ayudarte:

  • ¿Simplemente pones un pie delante del otro?
  • ¿Qué hace cada parte de tu cuerpo cuando corres?
  • ¿Simplemente corres con las piernas?
  • ¿Cuál es el objetivo de tu entrenamiento?
  • ¿Cada sesión de entrenamiento tiene un propósito claro?

La cosa es: las habilidades para correr importan muchísimo. Si correr es tan fácil como poner un pie después del otro, ¿por qué algunas personas lo encuentran tan difícil? Esto significa que existe una cierta cantidad de entrenamiento implicado aquí.

Visita este artículo:
Frases deportivas para que desarrolles tu grandeza

3. Presta atención a tu zancada

Tu zancada puede mejorar en gran medida tu velocidad de carrera y es la mejor manera de correr más rápido. La zancada varía de persona a persona pero la clave es ser rápido y ligero. Existen dos formas de correr más rápido: dar más zancadas en menos tiempo y dar zancadas más largas. Una correcta relación entre la longitud de zancada y la cadencia de las zancadas nos hará correr más rápido ya que conseguiremos mayor eficiencia. Para que consigas una zancada perfecta te aconsejamos una serie de ejercicios específicos para mejorar la frecuencia y la amplitud de las zancadas que si los incluyes en tus sesiones de entrenamiento comenzaras a notar las mejoras.

  1. Técnica para mejorar la amplitud. Realiza saltos de “caperucita”, grandes saltos hacia arriba y hacia delante. Con este ejercicio mejoraras la elevación de las rodillas y aumentaras la flexión de las caderas.
  2. Técnica para mejorar la frecuencia. Corre con las rodillas estiradas mientras haces apoyos muy rápidos del pie contra el suelo. Con este ejercicio facilitamos una extensión más rápida del gemelo en el momento de realizar la impulsión.
  3. Técnica para mejorar la frecuencia. Lleva los talones al trasero de forma enérgica y sin apenas avanzar del sitio. El objetivo es aprovechar la inercia generada en el ejercicio para aumentar la frecuencia.
  4. Trabaja la automatización que mejora la frecuencia. Corre por un bordillo o línea pintada en el suelo sin salirte de ella. Este ejercicio nos ayuda a incidir en un mayor número de apoyo del pie.
  5. Trabajar un menor tiempo de apoyo para mejorar la frecuencia. Corre cuesta abajo en pendientes pronunciadas a una velocidad elevada. Este ejercicio nos ayudará a aumentar la frecuencia por el aumento de la velocidad que se produce al descender la cuesta.

4. Encuentra tu técnica óptima para correr

La mejor manera de correr más rápido y por más tiempo es encontrar la técnica que mejor funciona para ti. Si funciona, no intentes mejorarla ya que esto solo causará lesiones. Así que intenta encontrar tu técnica y velocidad óptima a través de la experimentación y la repetición. Para practicar la técnica de carrera debes ser consciente en todo momento de los siguientes aspectos:

  • Las zancadas: Esto ya lo hablamos en el punto anterior.
  • Las rodillas: Un aspecto a cambiar para mejorar nuestra forma de correr es intentar elevar las rodillas mientras corremos, este tipo de técnica nos permitirá no arrastrar el pie proporcionándonos un desgaste menor al no encontrarnos con ninguna fuerza que se oponga a nuestro moviendo.
  • Relajación del cuerpo: muchos corredores cuando entrenan lo hacen de una forma tensa, no pudiendo disfrutar de la sensación de libertad, además de poder llegar a producirse contracciones por la tensión y el impacto continuo de nuestro cuerpo contra el suelo. Para evitar este tipo de lesiones debes entrenar de una forma natural, eficiente y relajada.

5. Corrige la postura para correr más rápido y mejor

La postura correcta con el fin de correr más rápido es la siguiente: un tronco recto, cabeza erguida y la parte superior del cuerpo relajada, esto favorecerá una mejor respiración y una mayor oxigenación de los diferentes grupos musculares. Utiliza los brazos para mantener el equilibrio y para iniciar la acción con las piernas. Relaja los brazos y los puños sin forzar ni hombros ni espalda. Los brazos deben mantener una posición aproximada de unos 90 grados en el ángulo del codo, llegando a bloquear este ángulo en carreras de velocidad.

Visita este artículo:
Beneficios de correr todos los días

6. Consejos para mejorar la forma de correr

Aquí tienes unos consejos importantes para impulsar tu velocidad al correr.

  • Calentamiento de 5-10 minutos
  • Entrenamiento de fuerza
  • Zancadas largas
  • Incluye cuestas en el entrenamiento.

Incluir cuestas en tu entrenamiento tiene varios beneficios que repercutirá positivamente en tu rendimiento. Mejorarás la eficacia de cada zancada, tu capacidad de impulsión y tu postura corporal, desarrollaras fuerza muscular y vas a prevenir lesiones ya que al entrenar en cuestas ayuda a prevenir lesiones ya que fortalece y refuerza la musculatura que rodea a las articulaciones del tobillo y rodillas.

7. Realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento

Calentar antes de una carrera o una sesión de entrenamiento debe significar algo más que simple trote de 10 minutos. Correr suavemente hará que te fluya la sangre pero para evitar esa sensación de piernas pesadas en el primer kilómetro de carrera prueba algunos ejercicios de flexibilidad dinámica como parte de tu entrenamiento. Los siguientes ejercicios de estiramiento te ayudaran a reducir la fricción muscular en tus zancadas:

Arm Swings: La parte superior del cuerpo debe permanecer Arm Swingsrelajada durante el ejercicio. Así que relájate balanceando tu brazo derecho en círculos gigantes. Haz 6 rotaciones hacia delante y 6 hacia atrás. Repite con el brazo izquierdo.

Eagles: Acuéstate de espalda con los brazos hacia fuera, debesEagles tocar el pie derecho con la mano izquierda mientras mantienes la pierna recta. Vuelve a la posición inicial. Repite con el otro brazo y la otra pierna.

Leg Swings: Coloca tu mano izquierda en una pared. Párate sobre tu pie Leg Swingsderecho y en esta posición, balancea tu pierna izquierda hacia adelante y hacia atrás en un movimiento de patada exagerado. Haz 10 oscilaciones por pie.

Bicycle Kicks: Ahora levanta la parte superior del cuerpo Bicycle Kickspara que estés descansando sobre tus hombros (literalmente sentados al revés). Apoye su peso corporal con los hombros. Mantenga las piernas rectas. En esta posición, hacer 10 tijeretas grandes y 10 patadas hacia los lados.

Ankle Bounce: Inclínate hacia adelante contra una pared con los Ankle Bouncepies juntos y planos en el suelo. Levanta los talones lo más alto posible y luego «rebota» en el suelo. Repite 20 veces.

Utiliza estos ejercicios para entrenar más duro y correr más rápido. Mientras corres acuérdate de tirar los brazos hacia adelante con fuerza ya que esto te puede darte el empujón que necesitas para correr más rápido.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario