Los 10 mejores antibióticos naturales que debes conocer

“Los alimentos son tu medicina”, “Lo que comes es en lo que te conviertes”. Estas frases nos recuerdan constantemente la importancia de comer buenos alimentos para mantenernos en forma y saludables.

En este artículo vamos a compartir una lista de ingredientes utilizados en la cocina que en realidad son antibióticos naturales. Estos ingredientes sirven para limpiar la sangre del cuerpo y para mejorar las funciones inmunológicas.

Antibióticos naturales

Antibióticos naturales que debes conocer

1. Ajo y cebolla

El ajo ha sido ampliamente utilizado para tratar muchos tipos de inflamaciones. Lo mismo pasa con su pariente, las cebollas. Ambos ingredientes ayudan a combatir la tos, la gripe e incluso el dolor de garganta por lo que es el mejor antibiótico natural para la garganta. También combaten las infecciones por hongos y cualquier otra afección viral asociada.

Visita este artículo:
Remedios caseros para el dolor de garganta

2. Miel

Por supuesto que esta es una mejor versión de un antibiótico que los sintéticos. No solo es sabroso sino que también contiene muchos beneficios para la salud y la belleza. La miel puede usarse para tratar enfermedades como la tos y el dolor de garganta además de heridas e inflamaciones. Evita el crecimiento de bacterias y neutraliza las toxinas. También funciona como un analgésico natural.

3. Jengibre

jengibre

Jengibre es otro antibiótico increíble. ¿Sabías que puede usar jengibre para tratar las infecciones de oído? Se ha utilizado como antiinflamatorio para la infección del oído durante cientos de años. Sólo tienes que colocar en el oído unas dos gotas de jugo y en pocos minutos sentirás su efecto calmante. Además de combatir las infecciones de oído, el jengibre también se usa ampliamente para tratar el resfriado y la gripe. Ayuda a curar también las úlceras.

4. Equinácea

Es un maravilloso antiséptico natural para las heridas, cortes, envenenamiento de la sangre y celulitis. También trata eficazmente el resfriado, el dolor de garganta y la gripe. Puedes hacer algo de té con sus raíces. La equinácea ha sido ampliamente utilizada en tratamientos antiguos y es de gran ayuda para mantener un buen sistema inmunológico.

5. Lapacho o palo de arco (Pau D’Arco)

Es un árbol originario de América del Sur que se usa para combatir infecciones y hongos. Esta hierba es un remedio común utilizado en el tratamiento alternativo del cáncer y en infecciones fúngicas, además de muchas otras enfermedades del sistema inmunológico. Usualmente es utilizado por los indios en América del Sur y se puede consumir en forma de té o en capsulas.

6. Extracto de semilla de uva

Investigaciones ha demostrado que las semillas de uva contienen una gran cantidad de antioxidantes y propiedades antibacterianas. Este extracto funciona en el tratamiento de enfermedades como la enfermedad de Alzheimer, la presión arterial baja e incluso el cáncer. También limpia la sangre y previene el envenenamiento de la sangre.

7. Aceite de orégano

El aceite de orégano elimina las bacterias patógenas sin afectar las bacterias beneficiosas. También es antiviral y antimicótico lo que lo convierte en un poderoso antibiótico natural que rivaliza con los productos farmacéuticos sin fomentar la resistencia a los antibióticos.

El ingrediente antimicrobiano clave en el aceite de orégano es el carvacrol. Debes asegurarte de que el fuente tenga al menos un 70 por ciento de contenido de carvacrol para que sea efectiva.

8. Vinagre de sidra de manzana

vinagre de manzana

Nada puede salir mal siempre y cuando tengas una botella de Vinagre de sidra de manzana en tu cocina. Combate la inflamación, trata las enfermedades del corazón y neutraliza las toxinas. También tiene otros beneficios, como reducir el peso, aliviar el dolor de la artritis, alivia los sofocos y la lista simplemente continúa.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para blanquear los dientes

9. Agua de rosas

¿El agua de rosas es un antibiótico natural? ¿Quién lo hubiera pensado alguna vez? Puedes usarlo como un lavado antiséptico para heridas y cortes. También puedes usarlo como colirio para tratar las infecciones oculares asociadas con el polvo y el enrojecimiento de los ojos. Aparte de eso, el agua de rosas también te mantiene bella.

10. Té verde

Además de reducir las grasas del cuerpo, también se ha demostrado que el té verde ayuda a aliviar las inflamaciones. Contiene EGCG que es esencial para combatir las bacterias bucales. El té verde también neutraliza las toxinas y mantiene tu cuerpo hidratado. Otro gran antibiótico de tu cocina.

¿Por qué elegir antibióticos sintéticos cuando tienes los naturales en tu cocina? Sin mencionar que los antibióticos sintéticos pueden causar varios efectos secundarios como diarrea, malestar estomacal, náuseas y vómitos. Por lo tanto, es mejor ir siempre por antibióticos naturales. Son más fáciles de obtener, de bajo costo, seguros y por supuesto efectivos.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario