5 beneficios de tener un compañero de entrenamiento

Salir con amigos afines es la mejor manera de mantenerte en un camino saludable. Estos compañeros ofrecen apoyo emocional, comparten consejos de cocina e incluso son grandes compañeros para los entrenamientos.

De hecho, se han realizado varios estudios sobre los beneficios de entrenar con un compañero de entrenamiento. En pocas palabras, se ha demostrado que entrenar con un compañero mejora el rendimiento de un atleta en muchos niveles.

Para empezar, entrenar con un compañero de entrenamiento es excelente para ayudar a cada atleta a mantenerse motivado para entrenar. No hay duda de que el progreso en el ejercicio es un proceso de altibajos. En los días en que su motivación puede faltar, tu compañero de entrenamiento podrá ayudarte a levantarte y seguir entranenado.

Entrenar juntos

Sudar junto a otra persona te ayuda a quemar más calorías y a entrenar mejor, he aquí cómo:

5 beneficios de tener un compañero de entrenamiento

1. Ellos te hacen Responsable

Cuando estás planificando ir a correr temprano solo todas las mañanas, es fácil que algún día no te apetezca por cualquier causa y simplemente te saltes el ejercicio. No es tan fácil esquivar esto, si sabes que tu compañero de trote estará en tu puerta en 15 minutos. Un compañero de gimnasio te ayudará a seguir una rutina semanal de acondicionamiento físico de forma regular y a mas entrenamientos por semana realices más calorías quemaras.

2. Entrenamientos más largos

Charlar en una caminata te hace olvidar que estás haciendo ejercicio. Cuando se trabaja en solitario, es posible que estés mirando el reloj cada pocos minutos para calcular cuánto tiempo te queda, pero cuando te las estás pasando bien con un compañero te olvidaras del tiempo. Esto usualmente significara que estarás más inclinado a trabajar más tiempo de lo que harías por tu cuenta. Entrenamientos más largos se traducen en más calorías quemadas.

Siga leyendo para encontrar más formas en que un compañero de ejercicio puede ayudarte a quemar calorías extra.

3. Nuevos Entrenamientos

Cuando te ejercitas solo es fácil caer en una rutina. Sin embargo, un compañero de entrenamiento te alentara a realizar otras cosas, enseñándote por ejemplo: un nuevo ejercicio para los brazos o un nuevo ejercicio de Pilates, etc. Esto te mantendrá motivado en el fitness por lo que es menos probable que pases de hacer los entrenamientos. Además, al mezclar tus rutinas desafías a los músculos de manera diferente, construyendo fuerza y resistencia.

4. Un poco de competencia amistosa

Cuando ves a tu compañero hacer 20 flexiones seguidas, una pequeña voz dentro de ti va a decir: «Si ella o él puede hacer 20, yo también puedo”. O puedes competir activamente a ver quien llega primero a la cima de la colina en bicicleta o ver quien se puede sostener parado de cabeza por más tiempo. La competencia hacia tu compañero te dará el mismo empuje extra que recibirías de un entrenador personal, pero ¡no te costará ni una moneda!

5. Tendrás inspiración de lograr metas

Ya se trate de convencerte de registrarte en tu primer maratón, o inspirándote a correr un kilómetro en menos de 10 minutos, el establecimiento de metas aumentará tu entrenamiento y tu intensidad, lo que te ayuda a quemar calorías extra.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario