Formas de detectar el chantaje emocional y la manipulación

El chantaje emocional es algo que ocurre entre una persona manipuladora o abusiva y una víctima. A menudo se refiere a aquellas amenazas y castigos que están destinadas para controlar el comportamiento de otra persona sin llegar a escalar a la violencia física. No te equivoques, el chantaje emocional es tan abusivo y manipulador como la agresión física y puede causar mucho daño emocional a largo plazo.

Formas de detectar el chantaje emocional y la manipulación

“El instrumento básico para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras. Si tú puedes controlar el significado de las palabras puedes controlar a la gente que utiliza esas palabras.”
Philip K Dick

El chantaje emocional es una poderosa forma de manipulación. Para que ocurra el chantaje emocional, el chantajista necesita hacer una demanda a la víctima a la que le sigue una amenaza si dicha solicitud no se cumple. Entender los signos del chantaje emocional y qué hacer en caso de tales circunstancias te ayudará a asegurarte de que tú o alguien que conozcas no sea víctima de una persona abusiva o manipuladora.

4 Formas de detectar el chantaje emocional y la manipulación

Persona controladora

1. Amenazas contra alguien o algo cercano a la víctima

El chantaje emocional siempre implica una amenaza pero lo que está siendo exactamente amenazado no siempre es lo mismo. Por ejemplo: un signo de chantaje emocional es cuando el chantajista amenaza con dañar algo que la víctima lo considera de mucho valor, puede tratarse de un objeto físico o algo más abstracto como una relación cercana o tu reputación en el trabajo o la escuela. La víctima se siente obligada a cumplir las demandas del chantajista con el fin de evitar preocuparse de que algo sea destruido o cambiado.

2. Amenazas contra la propia víctima

Aunque esto es menos común, sigue siendo otra señal de que el chantaje emocional está ocurriendo. El chantajista puede hacer amenazas contra la víctima amenazando con violencia física cuando no cumplen con sus demandas.

Para que un chantajista tenga éxito debe saber lo que teme la víctima. Este temor suele estar profundamente enraizado como el miedo al abandono, la soledad, la humillación y el fracaso.

Debido a que el objetivo es simplemente amenazar hasta que se salgan con la suya, la violencia puede que no suceda realmente. Sin embargo la mera amenaza de violencia contra la víctima es un medio para manipularlos y controlarlos para que cedan a la demanda de la persona controladora.

“Cuando una persona te dice que la lastimaste, tú no puedes decidir que no lo hiciste.”
Louis C.K.

3. Amenazas contra sí mismos

Los chantajistas emocionales que están cerca de la víctima de una manera íntima como un conyugue o un padre, pueden usar otra táctica y amenazar con dañarse contra sí mismos. Puede parecer que no tienes otra opción que hacer exactamente lo que la persona dice para evitar una tragedia pero hay pasos que puedes tomar para protegerte y potencialmente salvar la vida de la otra persona.

Por lo tanto, la amenaza de automutilación es una manera de ganar control de la situación y obligar a la víctima a cumplir con sus demandas bajo el supuesto de que la víctima no quiere que ningún daño llegue al chantajista. Esto puede ser simplemente una amenaza dañarse a sí mismos o incluso la amenaza de suicidio.

4. Usan la culpa para chantajear y manipular

A menudo un chantajista emocional usará amenazas combinadas con culpa para hacer que su víctima ceda a sus demandas. Pueden usar también a otras personas para confabularse contra la víctima. Este tipo de chantaje emocional se le conoce como “proyectar la culpabilidad”. La amenaza está diseñada para hacer que la víctima se sienta culpable por causar algún resultado negativo al chantajista. Muchas veces la culpa está implícita y la demanda no está declarada abiertamente.

Por ejemplo, un chantajista emocional puede justificar de haber robado el dinero de la víctima diciendo: «Porque no te importa lo que necesito». Pueden incluso decir cosas como, «Hablé con tal persona y está de acuerdo de que estás siendo injusto». No importa si hablaron o no con alguien que estuvo de acuerdo con ellos, lo único que importa es que son capaces de usar la culpa para manipular a la víctima.

He aquí cómo lidiar con el chantaje emocional y dejar de ser la víctima

Cómo lidiar con el chantaje emocional

Saber cómo funciona el chantaje emocional es el primer paso para entender cómo lidiar con él o ella cuando tú o alguien que conoces están atrapado en este tipo de situación. Hay algunas cosas principales a recordar cuando se trata de alguien que está cediendo al chantaje emocional como una herramienta de manipulación.

1. No caer en este tipo de demandas

Incluso aunque la situación sea muy complicada, ceder ante las demandas o recompensar al chantajista sólo los animará y empeorará la situación. Sé firme y niégate a ceder a lo que el chantajista quiere. Sobre todo niégate si el tipo de amenaza es violencia hacia ti u otras personas y trata de escapar de esa situación si eso ocurre.

2. Te en cuenta que las personas no chantajean a los que aman

Esto puede ayudar a que tú o la víctima se separen de esa situación y hacer que sea más fácil rehusarte a ceder ante la amenaza o la demanda. Reconocer que nadie que verdaderamente se preocupa por ti haría cualquier tipo de demanda mientras amenaza con hacerte daño a ti, a sí mismo u a otros, hará que sea más fácil ver la situación como lo que realmente es.

3. Elimina algo de la ecuación: tú, la amenaza, la demanda o el chantajista

Muchas veces no podrás controlar al chantajista pero puedes controlarte a ti mismo. Quitarte de la situación hará que el chantajista no tenga a nadie para controlar y serás capaz de lidiar con esa situación cuando no lo haces bajo presión.

Si tú o alguien que conoces ha sido víctima de un chantajista emocional, lo más importante es reconocer los signos para que la víctima pueda retirarse de la situación de manera segura. Las amenazas de violencia contra la víctima u otros no deben tomarse a la ligera.

Todos tenemos opciones y puedes elegir ayudarte a ti mismo. Detén el círculo vicioso de permitirte que seas chantajeado emocionalmente por otros cuestionando lo que otros te están diciendo antes de que lo tomes simplemente como un hecho que no puedes cambiar.

Saber cómo reaccionar y cómo resolver de manera segura la situación es lo más importante cuando se trata de alguien que usa el chantaje emocional para manipular a otros.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario