¿Cómo bajar la fiebre? 6 remedios caseros y naturales

¿Cómo bajar la fiebre?: La fiebre es una incomodidad grave simplemente porque la funcionalidad general del cuerpo se reduce. Se ha afirmado que el cambio climático es una causa importante del aumento de la temperatura corporal.

Si bien la mayoría de las personas recurre a una visita a su médico local para tratar la fiebre, existen ciertos remedios caseros que puedes probar en la comodidad de tu hogar. La próxima vez que una fiebre te reclame como su víctima, intenta recordar algunos de los puntos mencionados en este artículo.

Cómo quitar la fiebre

Las causas que provocan la fiebre incluyen las siguientes:

• Infecciones de oído.
• Infecciones del tracto urinario.
• Gastroenteritis.
• Ciertas enfermedades inflamatorias.
• Cambio repentino en el clima.
• Estilos de vida antihigiénicos.

Los síntomas de la fiebre incluyen:

• Transpiración.
• Dolores de cabeza.
• Dolores musculares.
• Deshidratación.
• Debilidad
• Temblores.
• Pérdida de apetito

Remedios caseros para quitar o bajar la fiebre

¿Qué tomar para la fiebre? Si está buscando deshacerte de la fiebre, prueba estos remedios:

1. Vinagre de manzana

Remedios caseros para la fiebre

El vinagre de sidra de manzana trata casi todo. No solo ayuda a tu cabello, a tu piel y a tu salud en general sino que también es un remedio altamente eficaz para eliminar la fiebre. El ácido presente en él ayuda a extraer el calor del cuerpo reduciendo así la fiebre. Además, los minerales presentes en el vinagre de manzana ayudan a reabastecer los minerales que se pierden del cuerpo durante un ataque de fiebre.

Los remedios que puedes probar incluyen:

  • Tomar un baño tibio agregando media taza de vinagre: Remoja tu cuerpo en este baño durante aproximadamente cinco a diez minutos. Veinte minutos más tarde notarás una reducción en la temperatura de tu cuerpo. Repite este proceso cuando la temperatura de su cuerpo vuelva a subir.
  • En un vaso de agua tibia mezcla dos cucharaditas de vinagre de manzana y una cucharada de miel. Consume esto dos o tres veces al día.

No te vayas sin leer este artículo:
Remedios naturales para quitar las náuseas y mareos

2. Uvas pasas

Las uvas pasas se abren paso en esta lista ya que están cargadas de fitonutrientes fenólicos que tienen propiedades antibacterianas y antioxidantes. Esto inevitablemente ayudara a combatir infecciones y a reducir la fiebre. Las pasas también actúan como un tónico para tu cuerpo, lo cual es importante cuando tienes fiebre.

Para este remedio:

  • Remoja 25 pasas en media taza de agua hasta que las pasas se hinchen.
  • Aplasta las pasas en el agua y cuela el líquido.
  • A esta solución agregue el jugo de media lima.
  • Consume esto dos veces al día hasta que la fiebre desaparezca.

Visita el siguiente artículo:
Remedios caseros para las migrañas y el dolor de cabeza

3. Jengibre

Remedios caseros para la fiebre

El jengibre es el recurso por excelencia para la fiebre. Como agente antiviral y antibacteriano ayuda al sistema inmunitario a combatir cualquier tipo de infección. El jengibre funciona bien debido a su capacidad para ayudar a expulsar el calor del cuerpo.

Sigue estos remedios para bajar la fiebre:

  • Toma un baño mezclando dos cucharadas de jengibre en polvo. Remójate en esta agua durante unos diez minutos más o menos. Asegúrate de seguir este procedimiento antes de acostarte. Cúbrete con una manta. En algún momento comenzarás a sudar y tu fiebre se reducirá en poco tiempo.
  • Haz té de jengibre añadiendo media cucharadita de jengibre recién rallado a una taza de agua hirviendo. Permita que repose por unos minutos. Agrega miel a esta solución y bebe tres o cuatro veces al día.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para el dolor de rodillas

4. Ajo

Otro remedio para eliminar la fiebre es el ajo. El ajo funciona porque ayuda a bajar la temperatura corporal al promover la sudoración. Esto lleva a la eliminación de las toxinas dañinas del cuerpo lo que acelera la recuperación. El ajo también tiene beneficios adicionales ya que es tanto antifúngico como antibacteriano.

Puedes utilizar los siguientes remedios:

  • Pica un diente de ajo y agrégalo a una taza de agua hirviendo. Deja esto por diez minutos y cuélalo. Sorbe esto dos o tres veces al día para obtener mejores resultados.
  • Otro remedio que puedes probar es el siguiente. Caliente una mezcla de dos dientes de ajo machacados en dos cucharadas de aceite de oliva. Aplica esto sobre las plantas de tus pies, dejando algunos puntos descubiertos. Envuelve tus pies con una gasa para mantener el ajo en su lugar y déjelo puesto durante la noche.

Tenga en cuenta que el ajo no se recomienda para niños pequeños o mujeres embarazadas.

5. Albahaca

Remedios caseros para la fiebre

La albahaca es otro remedio al que recurrir para deshacerse de las fiebres. Un hecho poco conocido sobre la albahaca es que forma parte del mismo conjunto de propiedades que los antibióticos comerciales. Cuando se le da una opción entre remedios caseros y medicamentos recetados, opte por el primero. Las propiedades curativas de la albahaca reducen la temperatura de su cuerpo y le quitan la fiebre.

Utiliza uno de los siguientes remedios para obtener los mejores resultados:

  • Hierve alrededor de 20 hojas de albahaca con una cucharadita de jengibre picado junto con una taza de agua. Continúa hasta que la solución se reduzca a la mitad de la cantidad original. Retira del fuego y agrega miel. Consume este maravilla de té dos o tres veces al día durante el tiempo que dure la fiebre.
  • Prepara el té con una cucharadita de albahaca y un cuarto de cucharadita de pimienta en una taza de agua hirviendo. Dejalo reposar durante unos cinco minutos. Bebe este té dos o tres veces al día para obtener mejores resultados.

6. Agua tibia

Si todo lo demás falla o no puede reunir la fuerza para preparar un poco de té entonces nada funciona mejor como el agua fría. Este es un remedio probado que ha funcionado una y otra vez, por lo que realmente no hay razón para evitarlo.

Hay varias maneras en que puede usar agua fría para eliminar la fiebre:

  • Remoja una esponja con agua tibia del grifo y moja tus sus pies, manos y axilas. Esto reducirá la temperatura de tu cuerpo al instante.
  • También puedes optar por colocar toallitas húmedas en la frente y en la parte posterior de tu cuello. Cambie estas piezas regularmente después de cada dos minutos más o menos.
  • Otro remedio consiste en tomar un baño en agua tibia para reducir tu temperatura. Tomar una ducha sin embargo podría no ser la mejor idea del mundo, así que evite hacerlo.

Antes de proceder a tomar píldoras y antibióticos piense en lo que tenemos que decir. Los remedios caseros funcionan excepcionalmente bien simplemente porque no hay repercusiones que puedan provenir de elementos naturales, así que pruébelos con confianza.

NOTA IMPORTANTE: La finalidad de este artículo es complementar y en ningún caso substituir el consejo de un profesional de la salud. Las técnicas mencionadas en estilodevidasano.com no son una alternativa al tratamiento médico aunque pueden ser un excelente complemento.

Bibliografía:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario