Cómo tener más paciencia: 6 pasos para ser más paciente

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cómo tener más paciencia

¿Sientes a veces que tu falta de paciencia te desmotiva? Por supuesto que tú entiendes el valor de la paciencia y le gustaría convertirse en una persona más paciente pero por una razón u otra no eres capaz de ello. Tu vida se mueve a un ritmo más frenético y esperar que las cosas sucedan no es parte de tu naturaleza. Esperar conduce a la frustración y la frustración conduce a realizar malas elecciones y a los remordimientos. Si supieras simplemente cómo tener más paciencia podrías controlar tus impulsos emocionales y manejarlos de formas mucho más óptimas. Esto es por supuesto posible usando los siguientes seis pasos que descubrirás a continuación.

6 pasos para tener más paciencia

1. Reconoce tu impaciencia

El primer paso para desarrollar más paciencia se consigue reconociendo tu impaciencia. Esto implica tomar conciencia de tus reacciones y respuestas ante personas, eventos y circunstancias. La impaciencia al principio se manifiesta como una leve incomodidad y agitación que se siente en la boca del estómago. En lugar de estar presente y ser consciente de la situación, tu mente comienza a vagar y pensar por sí misma. Esto hace que te sientas un poco ansioso y comienzas a frustrarte. Durante estos primeros minutos es importante que te mantengas atento a tus pensamientos y reacciones

2. Toma una respiración profunda

En esta etapa es importante que no permitas que tus emociones se salgan de control. En esencia debes comprender las frustraciones que puedas sentir con esa persona o situación. En el momento en que permitas que dichas frustraciones se salgan de control, es el momento en que pierdes el control de ti mismo y de esa situación en particular. Para evitar este escenario centra toda tu atención en tu respiración. Solo inhala y exhala varias veces sin preocuparte por nada más. Solo quédate quieto y mantente presente en ese momento, totalmente absorto en el movimiento de tu aliento.

3. Identifica que dispara tu impaciencia

Una vez que has controlado tus emociones, tendrás una mayor claridad mental y por lo tanto podrás ver las cosas de una manera más objetiva. Es hora de evaluar rápidamente la situación y descubrir qué es exactamente lo que te hizo sentir impaciente. Pregúntate por qué te sientes impaciente con esa persona o situación. También reflexiona sobre qué pudo haber desencadenado esos sentimientos. ¿Qué pasó específicamente? ¿Qué hizo la otra persona? O, ¿qué no hicieron que te hizo sentir de esa manera? La identificación de estos desencadenantes te permitirá evaluar mejor la situación lo que puede ayudarte a descubrir cómo verlo de una manera más útil.

4. Practica la empatía

Si el desencadenante de tu impaciencia involucra a otra persona entonces la empatía es algo que puede ser de gran valor. La empatía es esencialmente ser consciente de los sentimientos y emociones de otra persona. Es una habilidad que permite imaginar lo que alguien más podría estar pensando, sintiendo y atravesando en ese momento en particular. En otras palabras, te estás poniendo en los zapatos de la otra persona y estas tratando de experimentar esa situación desde su punto de vista. Esto es extremadamente valioso. Ver las circunstancias desde su perspectiva te alentará a cuestionarte si la impaciencia es la respuesta correcta en esa situación.

5. Desafía tu punto de vista

Ahora que tienes una mente más abierta acerca de las cosas, es hora de preguntarte si la impaciencia es realmente la respuesta correcta a esa situación y momento en particular. Tú tiendes a sentir de cierta manera las cosas debido a las historias que te has estado diciendo a ti mismo. Cambia esas historias e inmediatamente cambias tu visión de la situación. Seguramente sea importante mostrar paciencia en ese momento. Si es así, entonces es el momento de adoptar una nueva perspectiva. La forma como manejes esa situación bien podría presentarte algunas valiosas lecciones de vida.

6. Elige el mejor curso de acción

Después de haber explorado por completo tus sentimientos y de haber observado varios puntos de vista y perspectivas de la situación, ahora es el momento de decidir cómo responderás. Cada situación por supuesto será diferente. Tu impaciencia bien podría estar ligada a factores que están fuera de tus manos. En tales casos puedes decidir actuar sobre tus sentimientos y abrazar la impaciencia como una fuerza motivadora que te empuja hacia adelante. Alternativamente puedes elegir simplemente estar allí en el momento y esperar hasta que la situación se resuelva sola o puedes decidir observar y aprender de esa experiencia.

Unas palabras finales

Tener más paciencia en cada situación es algo en lo que debemos trabajar y practicar. No es algo que de repente desarrollaremos de la noche a la mañana. Es algo que debemos adoptar gradualmente en nuestras vidas a lo largo del tiempo.

Tener más paciencia en la vida parece una cosa tan pequeña e insignificante. Seguramente no hará mucha diferencia, ¿verdad? Tener más paciencia significa que tienes más control sobre tus emociones y por lo tanto tienes más control sobre cómo respondes ante las personas y las circunstancias. Como resultado podrás tomar decisiones racionales que pueden ayudarte a avanzar en tu vida de formas más óptimas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario