14 consejos fáciles para controlar el enojo y la ira

¿Buscas consejos para poder controlar el enojo y la ira que tienes de vez en cuando?

Para la mayoría de las personas el mantener su temperamento bajo control puede llegar a ser una tarea difícil. La ira es una respuesta natural ante las amenazas, la injusticia, los ataques o la0000 decepción. La ira necesita ser tratada de una manera saludable.

La ira o el enojo es en realidad una emoción saludable pero si se convierte en una cosa cotidiana puede tener un gran impacto en tu salud y en tus relaciones. En este artículo, vamos a considerar algunas maneras fáciles de controlar la ira en las relaciones y también varios consejos importantes para controlar el estrés, los celos y la irritación.

Cómo controlar la ira

Consejos fáciles para controlar el enojo y la ira

1. Respira profundamente

Cuando te sientas dominado por las emociones o la rabia, tómate un respiro. Respira profundamente o simplemente haz una pausa de al menos 15 segundos. Puede contar hacia atrás lentamente durante ese período de tiempo. Asegúrate de no hacer nada irracional como enviar un correo electrónico enojado o decir cosas que te arrepentirás más tarde. Esta es una forma comprobada de controlar la ira y la irritación.

Consejos para controlar el enojo y la ira

2. Expresa lo que sientes

La ira es una forma de emoción, decepción o sentimientos no expresados. Sacar a flote tus pensamientos puede ayudar a disminuir la ira pero hazlo tan sólo después de que te hayas calmado. Utiliza un tono tranquilo; tienes que ser asertivo más no agresivo y ciertamente no grites. Expresa tus pensamientos claramente a la otra parte, ya sea tu cónyuge, hijos o colegas. No digas nada que pueda lastimar a la otra persona.

Otro artículo interesante:
Cómo tener una mente más abierta

3. Da a tu ira una salida física

Si notas que tu hijos ya sean pequeño o adolescentes se enojan mucho, anímeles a que hagan ejercicio, a bailar, a tocar la batería, nadar, boxear o correr, estas son algunas actividades que pueden ayudar a desencadenar emociones no expresadas. Incluso los adultos pueden apaciguarse simplemente caminando. Todas estas actividades son excelentes para reducir el estrés y la tensión. Dibujar, pintar o cantar también puede ayudar.

Consejos para controlar el enojo y la ira

4. Grita o llora en una almohada

La vida puede ser decepcionante pero en lugar de gritar a la gente o tirar cosas, trata de gritar en una almohada o llora solo cuando nadie este escuchando. Cuando te sientas cansado, haz cualquier actividad que te tranquilice. Esta es una manera fácil de controlar la ira y los celos.

5. Céntrate en resolver el problema

5. En lugar de pensar en lo que ha salido mal, trata de pensar en lo que puedes hacer para resolver el problema. Anotar en un cuaderno o en un diario dicho problema es la mejor manera de canalizar la ira y expulsarla. Tú te sentirás contento más adelante cuando hayas arreglado la situación en vez de empeorarla.

6. No juegues el juego de la culpa

El uso de declaraciones inflamatorias nunca funciona en tales situaciones. Empieza tus declaraciones con «yo» en lugar de culpar, criticar o acusar a la otra parte.

7. Perdona

No guardes rencor; Sólo te hará daño. Perdona y sigue adelante. Esta es una poderosa herramienta para manejar la ira.

8. No establezcas expectativas poco realistas

La ira proviene de la decepción que proviene de las expectativas. Cuando uno se vuelve autosuficiente, puedes evitar esperar cosas de otros que a su vez pueden ayudarte a controlar el enojo. Del mismo modo, deja de esperar demasiado de ti mismo. Aprende a tomar las cosas con calma.

9. Toma las cosas con humor

El humor es una gran herramienta. Utilícelo eficazmente para expresar tu enojo sin lastimar a la gente. El sarcasmo también puede ayudar.

10. Tómelo con calma

Cuando empieces a sentirte enojado, escucha algo de música relajante o haz algo de yoga. La respiración profunda y la meditación también pueden ayudar.

Consejos para controlar el enojo y la ira

11. Permanece en el ahora

La ira sobre los acontecimientos del pasado, así como el estrés o las preocupaciones sobre el futuro también puede dar lugar a irritaciones. Mantente atento al momento presente, en el ahora. Esto ayudará a traer una sonrisa imperecedera en tu cara.

12. Come con sensatez

En niños y en adolescentes con problemas de ira puede haber una deficiencia nutricional subyacente que está causando la ira. Los niños hambrientos a menudo tienden a lanzar berrinches. Alimenta al niño con una dieta equilibrada. Si es necesario, consulta al médico del niño especialmente si la ira es un problema regular. Los adultos también deben comer una dieta bien balanceada y reducir la ingesta de alcohol que a menudo desencadena ataques de ira.

13. Toma descansos de forma rutinaria

El estrés en el trabajo es una causa número uno de la ira. Toma descansos frecuentes y trata de desconectarte del trabajo durante los fines de semana y relajarte completamente.

14. Trae amor a tu vida

Cuando amas y cuidas de los demás, cuando haces cosas por ellos; tu ira desaparece naturalmente. Una sensación de pertenencia ayuda a superar el estrés y la negatividad.

La ira es una emoción natural. Sin embargo, si tu ira te está llevando a la destrucción o está teniendo impacto en tus relaciones, entonces es posible que desee buscar ayuda profesional.

Bibliografía:

  • Cómo controlar el enojo antes de que lo controle a usted. American Psychological Association. https://www.apa.org/centrodeapoyo/enojo
  • Control de la ira: Diez consejos para controlar tu temperamento. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/anger-management/art-20045434
  • Azrin, N.H. y Nunn, R.G. (1987). Tratamiento de hábitos nerviosos. Barcelona: Martínez Roca.

Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario