Algunos consejos para tener más energía durante el día

¿Estás cansado de despertarte sin energía día tras día? No estás solo. Aunque tus responsabilidades y obligaciones no terminen de amainar a corto plazo, hay una buena noticia: el desarrollo de hábitos saludables tiene un gran impacto en tus niveles de energía.

consejos para tener más energía

Aquí tienes algunos consejos y hábitos que deberías empezar a hacer para aumentar tu energía durante el día.

En la Mañana

1. No aprietes el botón de repetición de la alarma:

Antes de que llegues incluso a salir de la cama, esta simple acción nos va a succionar la energía para el resto del día. Apretar el botón de repetición de la alarma para retrasar el momento de levantarte hace que sea más difícil despertarte y terminara afectando a tus niveles de energía durante todo el día. Ser más consistente con la hora en que te levantas te ayudará a no usar el botón de repetición y te despertaras de forma natural con más energía. Si el despertarte lo sientes como un largo camino por recorrer, simplemente tienes que levantarte cuando se active la alarma.

2. Comienza a hidratarte inmediatamente:

Beber agua ayuda a tu cuerpo a que trabaje a su máximo potencial durante todo el día, pero a primera hora de la mañana el beber agua le dará a tu sistema digestivo un impulso en la dirección correcta y comenzara a energizar tu cuerpo entero. Mantener el agua junto a tu cama te ayudará a beber tan pronto como te despiertes.

3. Elige el desayuno correcto:

Comer un desayuno satisfactorio ofrecerá a tu cuerpo la energía y los nutrientes que necesita para sentirse bien durante toda la mañana. Tome nota de este consejo: ve a por los alimentos que tengan una mezcla de hidratos de carbono complejos, proteínas y grasas saludables, esto te va a ayudar a equilibrar tu azúcar en la sangre durante el día lo cual mantendrá tu energía y alejara el agotamiento.

4. Realiza algo de ejercicio:

Según un estudio, comenzar el día haciendo ejercicio es una de las mejores maneras de sentirse lleno de energía antes de ir a la oficina. Mejor aún, durante los entrenamientos de la mañana los deportistas son más propensos a quemar más calorías y a entrenar más duro – ¡un valor añadido! Si no eres madrugador no te preocupes; lo más importante es buscar algo de tiempo para hacer ejercicio en algún momento durante el día.

En la Tarde

1. Toma aire fresco:

Sentirte atrapado en tu escritorio te puede hacer sentir agotado y desconectado. Para un segundo el trabajo y sal a la calle para que te de algunos rayos de sol y tomar algo de aire fresco, ve también a dar un paseo durante el descanso. Puede parecer un lujo el salir pero vas a volver a lo que estabas trabajando con una perspectiva fresca y con mucho más energía.

2. Bebe té verde:

Te puedes ver tentado a ir por la segunda taza de café por la tarde pero opta mejor por el té verde en su lugar. El té verde le dará a tu cuerpo un impulso adicional – con una tonelada de beneficios adicionales – y es menos probable que afecte a tu sueño más tarde esa noche.

3. Suprime elementos de tu espacio de trabajo:

Cuando tu escritorio se ve como una zona de guerra, esto te hace sentir estresado y agotado. Tómate unos minutos cada día para limpiar y organizarte para que no te sientes tan abrumado. Un ambiente de trabajo más tranquilo o más al estilo zen te dará una sensación de animosidad y productividad.

4. Come un refrigerio energizante:

Por muy tentador que sean aquellas golosinas que tiene la máquina expendedora, no le ofrecerán a tu cuerpo la energía sostenible que necesita. Mantén algunos aperitivos saludables a mano (por ejemplo: frutos secos) en el trabajo para evitar antojos poco saludables y apoyar tus necesidades energéticas

En la Noche

1. Evita esa copa:

Después de un largo día un par de vinos o un cóctel podrían parecer la manera perfecta de relajarte pero el alcohol puede alterar el ciclo natural del sueño y hacer que te sientas agotado a la mañana siguiente. Si estás tratando con problemas de falta de energía, lo mejor es simplemente decir no al alcohol antes de acostarte.

2. Desactiva la electrónica:

Si mantiene tus equipos electrónicos toda la noche, esto afectara a tus patrones de sueño y tu actitud a la mañana siguiente. Antes de acostarte no agarres la tableta o tu ordenador portátil y relájate leyendo un artículo o un libro en su lugar. Este cambio parece pequeño pero hace una enorme diferencia.

3. Ve a la cama:

El sueño de calidad es una de las mejores maneras de asegurarte la energía para el día siguiente. Esos atracones de película y/o ver esos capítulos adicionales de la serie que estás viendo van a perjudicarte. Escucha a tu cuerpo, ve a dormir temprano y asegúrate de que está tomando por lo menos siete horas de sueño cada noche para que te despiertes sintiéndote fabuloso, lleno de energía y listo para asumir tu día.

Bibliografía:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario