Mejores tratamientos para eliminar la grasa del cabello

El cuero cabelludo graso es una condición problemática que puede causar un cabello grasiento, caspa, pérdida de cabello o un trastorno de la piel conocido como dermatitis seborreica. El exceso de grasa también conocida como seborrea es una de las condiciones más comunes del cuero cabelludo. Si tienes un cuero cabelludo graso, sabes lo frustrante que puede ser tener el cabello limpio después de lavarlo y volverlo a tenerlo sucio en poco tiempo.

¿Qué causa la grasa del cabello?

La razón por la cual el cabello se vuelve grasoso es porque las glándulas sebáceas en el cuero cabelludo producen un exceso de sebo que viaja por todo el cabello. El exceso de sebo (el aceite natural producido por su cuero cabelludo) puede deberse a los genes, desequilibrios hormonales, la humedad, tu dieta o incluso una enfermedad conocida como dermatitis seborreica. Esta sobreproducción de aceite a veces da como resultado un cuero cabelludo escamoso, costras grasas en el cuero cabelludo e incluso inflamación en la piel.

Cómo eliminar la grasa del cabello

El cuero cabelludo también puede parecer excesivamente aceitoso si el cabello no se lava con la frecuencia suficiente o si se usan demasiados champús y acondicionadores humectantes.

Los andrógenos son hormonas que controlan la producción de sebo, por lo que un desequilibrio hormonal a menudo conduce a una sobreproducción. Esto es común en los adolescentes pero tales desequilibrios hormonales también pueden ocurrir durante el embarazo.

Un cuero cabelludo aceitoso tiende a afectar a los hombres más que a las mujeres; esto se debe a que el cuero cabelludo masculino genera hasta un 50% más de sebo que el cuero cabelludo femenino. Los hombres son mucho más susceptibles a los efectos adversos de un cuero cabelludo excesivamente aceitoso, como la caspa y el cabello grasiento.

Otro artículo interesante:
Cómo eliminar las canas

¿Cómo eliminar la grasa del cabello?

Por lo general, es posible tratar el cuero cabelludo con remedios caseros y ciertos productos medicados de venta libre, aunque en casos extremos puedes requerir medicamentos con receta médica. Los tratamientos para el pelo graso generalmente se centran en reducir la cantidad de sebo que produce tu cuero cabelludo mientras limpian y eliminan las células muertas de la piel y otras acumulaciones de tu cuero cabelludo.

1. Tratamientos caseros para el cabello graso:

El vinagre de manzana

Este es un remedio curativo natural tradicional para el cuero cabelludo graso. Enjuagarse el cabello con una mezcla de vinagre de manzana y aceite esencial de romero o camomila puede ayudar a reducir la grasa del cuero cabelludo, aliviar la caspa y eliminar la acumulación y los residuos de los productos cosmesticos para el pelo.

Aloe Vera

Otro remedio natural y popular para el cuero cabelludo graso. Mezcla 300 ml. de agua, 150 ml de gel de aloe vera y 20 gotas de aceite esencial de ciprés, enebro o lavanda para hacer un tónico relajante para el cabello que puede reducir el exceso de grasa y la picazón de tu cuero cabelludo.

El aceite de árbol de té

Es un aceite esencial extraído de las hojas del árbol de té, el cual es un arbusto originario de Australia. El champú con aceite de árbol de té es un remedio alternativo eficaz para la caspa causada por el cuero cabelludo graso. Agrega unas gotas de aceite de árbol de té a tu champú regular y lávalo como de costumbre. Trata la caspa y alivia las condiciones del cuero cabelludo graso dándote masajes con cinco a diez gotas de aceite esencial de árbol de té directamente en el cuero cabelludo.

Usar menos champú

Esto puede sonar contrario a la intuición pero funciona. Esto es porque el champú quita la grasa del cabello y cuanto más lo usas, más sebo se produce en el cuero cabelludo en respuesta. Aunque puede ser difícil al principio romper este hábito diario, trata de lavarte el cabello cada dos días. Lavarse todos los días puede irritar tu cuero cabelludo, deshidratar tu pelo y desvanecer tu color.

Y cuando lo laves, usa champú y luego enjuágate dos veces para reducir la acumulación del producto. Además, evita los productos para el cabello altamente humectantes o no uses acondicionadores ni aceites. Todo lo anterior no solo hace que el cabello sea más grasoso, sino que atraen partículas del aire que se pegan en el pelo y hacen que parezca más sucio.

Dicho esto, cuando te saltes los champús por primera vez, tu cabello se verá grasoso durante aquellos pocos lavados iniciales hasta que el cuero cabello se adapte a producir menos aceite. Mientras tanto es ahora de sacar tu arma secreta hasta que tu cuero cabelludo se ajuste: el champú seco. Si el champú seco no te ha funcionado en el pasado, probablemente no lo estabas usando correctamente. La mejor manera de hacerlo es cepillando primero el cabello, luego sacudiendo la lata de champú seco y empolvándolo solo sobre las raíces, manteniendo la botella a pocos centímetros del cuero cabelludo. Luego distribuye el producto de manera uniforme cepillando tu cabello nuevamente.

2. Champús medicados:

Ciertos champús medicados especialmente aquellos diseñados para las condiciones del cuero cabelludo graso como los que contienen ácido salicílico, alquitrán o selenio, pueden ayudar a deshacerte de algunas condiciones asociados al cuero cabelludo graso como la caspa y la dermatitis seborreica. Es posible que necesites lavarte el cabello dos veces, porque el exceso de sebo producido por el cuero cabelludo tiende a destruir la espuma que realmente ayuda a limpiar el cuero cabelludo y el cabello. Puede usar un champú sin receta de buena calidad como solución para el cuero cabelludo graso y la acumulación de células muertas de la piel.

3. Remedios con prescripción:

Si los remedios anteriores no alivian tus síntomas del cuero cabelludo es posible que necesites consultar a un buen dermatólogo para obtener un medicamento más fuerte, como ungüentos, cremas y geles que contengan 2 por ciento de ketoconazol, 0.77 por ciento de ciclopirox o 10 porcentaje de sulfacetamida para reducir los síntomas de la dermatitis seborreica.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario