Entrenamiento de 10 minutos que va a trabajar todo tu cuerpo

A veces encontrar el tiempo para ir al gimnasio o incluso trabajar en casa es difícil. La buena noticia es que puedes quemar grasa con un entrenamiento de cuerpo completo que te tomara menos de 10 minutos. Has oído bien: sólo 10 minutos.

Eso es menos tiempo que el que pasas viendo los cortes comerciales de tu episodio favorito de la televisión. Después de este entrenamiento no sólo te hará querer ponerte tu bikini favorito para tu próxima vacaciones en la playa, también te dará una razón para ir al centro comercial para comprar tu nuevo traje de baño.

Entrenamiento de 10 minutos

Entrenamiento de 10 minutos para hacer trabajar todo tu cuerpo

Realiza los siguientes ejercicios como un circuito y luego repite. Completa cinco rondas haciendo cada movimiento durante 45 segundos descansando lo menos posible.

Si realizas la primera ronda y te sientes como si el corazón se te fuera a salir y estás pensando, «¿Cuántas veces más tengo que hacer esto?» Entonces a continuación ralentiza tu ritmo un poco a un nivel donde te sientas cómoda. Trata de hacer este entrenamiento de tres a cuatro veces por semana.

1. Sentadillas

Seguro que puede que te estés preguntando por qué todo entrenamiento hace uso de las sentadillas. Bueno, es muy simple: las sentadillas son una de los mejores – si no el mejor – ejercicio para la parte inferior del cuerpo. Trabajan todas las partes de tus piernas por lo que es fácil sacarle el máximo provecho en un entrenamiento rápido.

Un consejo: La mayoría de la gente piensa que la parte más importante de hacer una sentadilla es mantener las rodillas detrás de los dedos de los pies. Lo que importa es que tus pies y las rodillas estén alineados evitando que éstas roten hacia adentro. Piensa en tus pies como pequeñas flechas que indican donde deben ir las rodillas. Asegúrate de mantener el pecho siempre arriba para que tu espalda mantenga una curva natural, sosteniendo la vista al frente durante el recorrido del ejercicio. Esto te mantiene a salvo de lesiones mientras te aseguras de que tus muslos y glúteos sientan el ejercicio.

Sentadilla

2. Planchas

Las planchas son como un par de pantalones vaqueros que «encajan perfecto» y que nunca pasan de moda. Tonifica el vientre e incluso mejora tu postura para que te mantengas alto y confiado. Al igual que un par de pantalones vaqueros, cuanto más planchas hagas, mejor lo harás y más fácil te parecerán.

Un Consejo: Para asegurarte de el núcleo de tu cuero está haciendo el trabajo – y así obtener las recompensas del ejercicio – debe estar alineado correctamente Asegúrate de que tu cabeza está alineada con los talones en una línea recta de modo que los abdominales se sientan contraídos desde la parte superior (justo debajo del esternón) hasta la parte inferior (justo debajo de la cintura). Evite doblar la espalda. Conecta bien los dedos de los pies con el piso y aprieta los glúteos para estabilizar la mitad inferior del cuerpo. Los músculos de las piernas también deben participar en el ejercicio.

Plancha

3. Peso muerto

No te preocupes, este ejercicio no es tan asustadizo como suena. El peso muerto es otro gran movimiento de cuerpo completo como las sentadillas, excepto que se centra más en la parte trasera (de los isquiotibiales y los glúteos hasta la parte superior de la espalda).

Un consejo: El posicionamiento en el peso muerto marca la diferencia entre sentir el trasero o la espalda Es importante doblar las caderas en lugar de agacharte Para hacer una bisagra adecuada, las rodillas sólo deben doblarse ligeramente, tus caderas deben extenderse hacia atrás y tu torso debe llegar a un ángulo de 45 grados o inferior. Básicamente, las rodillas y los hombros deben formar una especie de V.

Peso Muerto


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario