8 exfoliantes caseros para unos pies suaves (Naturales)

¿Sabes que la piel de tus pies no tienen glándulas sebáceas para mantenerlos siempre hidratados? La piel en tus pies es típicamente seca en comparación con otras partes de tu cuerpo. Por lo tanto necesitas tener un cuidado adicional con tus pies para evitar los talones secos y agrietados.

No necesitas esos exfoliantes de pie caros que se ven en los centros comerciales y en los spas para tener los pies suaves, hermosos y con la piel sedosa. Tú puedes realizar tus propios exfoliantes en casa gastándote muy poco dinero en el proceso.

Exfoliantes caseros para unos pies suaves

Todos estos exfoliantes caseros para las piernas y los pies son fáciles de hacer y tienen incontables variaciones. Es sólo una cuestión de elegir si prefieres un exfoliante de azúcar o de sal y qué clase de aceite portador (aceite base) y aceite esencial para el olor te guste. Estas recetas son increíblemente hidratantes y exfoliantes para la piel.

Lo mejor es que la mayoría de las personas ya tienen algunos de estos ingredientes naturales en casa. ¿No te gustaría mimar tus pies y mantenerlos en las mejores condiciones y ahorrar también algo de dinero? Por lo tanto prepárate para aprender a hacer un exfoliante para pies en casa.

Cómo hacer exfoliantes caseros para los pies

Tú requieres tres componentes para hacer cualquiera de estos exfoliantes: Una crema hidratante (aceite de coco o aceite de oliva); el elemento que va a servir para exfoliar (azúcar o sal) y elementos opcionales tales como los aceites esenciales, hierbas, limón, avena, etc.

1. Exfoliante de menta y azúcar para los pies

Tú puedes utilizar esta receta simple para exfoliar, hidratar y calmar tus pies doloridos justo antes de tomar un baño o la ducha.

Instrucciones:

1. Toma ½ taza de azúcar granulado, aceite de oliva o de coco y unas pocas gotas de aceite esencial de menta.
2. Pon el azúcar granulado en un tazón de mezcla. Añade lentamente el aceite de oliva o de coco y revuelva la mezcla hasta obtener un poco de pasta de consistencia húmeda y granulada. Mézclalo con unas gotas de aceite esencial de menta.
3. Pon este exfoliante en un recipiente hermético para su uso antes de que te bañes.

2. Exfoliante casero de bicarbonato de sodio, azúcar moreno y aceite de oliva

La mayoría de ustedes probablemente ya tengan estos ingredientes en su cocina. Este exfoliante para las piernas es muy fácil de hacer y se puede preparar en pocos minutos.

Instrucciones:

1. Toma 1 cucharada de bicarbonato de sodio, azúcar moreno y aceite de oliva. Mezcla estos ingredientes completamente antes de que te bañes.
2. Frote la mezcla en tus pies. Puedes utilizarlo en otras áreas ásperas también tales como las rodillas y los codos. Termina enjuagando completamente.

Consejo de belleza: Utilice una lima acrílica si tienes los talones secos e hidrata tus pies con una loción hidratante.

3. Exfoliante de aceite de coco de y sal marina para las piernas

Exfoliantes para los pies

Puedes hacer un exfoliante de sal marina usando el aceite de coco como aceite portador (base). Vas a requerir sal marina, aceite de coco y 3-4 gotas de algún aceite esencial para la fragancia.

Instrucciones:

1. Simplemente mezcla la sal marina (o el azúcar granulado) y el aceite de coco en proporciones de 2 a 1. Por ejemplo: si usas 1 taza de sal entonces usa ½ taza de aceite de coco. Añádele 3-4 gotas de tu aceite esencial favorito. Mezclar bien.
2. Transferir el exfoliante a un frasco hermético y eso es todo.

4. Exfoliante casero de menta

Para este exfoliante puedes utilizar de forma indiferente azúcar o sal de Epsom. Vas a necesitar el azúcar disponible más grueso (o la sal de Epsom), el aceite de coco o el aceite de oliva y el aceite esencial de menta.

Instrucciones:

1. Toma 1 a 2 tazas del azúcar más grueso disponible (o sal de Epsom), ½ taza de aceite de coco caliente (o aceite de oliva) y 1-2 gotas de aceite esencial de menta. Puedes variar las cantidades de los ingredientes dependiendo de la cantidad de exfoliante que deseas hacer. Usa suficiente azúcar o sal para obtener la consistencia deseada.
2. Mezcla todos los ingredientes en un tazón y transfiere el exfoliante a un recipiente hermético.
3. Puedes usar este exfoliante de pies una vez por semana antes de tomar una ducha.

Consejo: Puedes almacenar y utilizar este exfoliante durante 6 meses.

5. Exfoliante simple pero efectivo para las piernas

Este exfoliante puede ser usado en cualquier zona de piel áspera como los pies, rodillas y codos. Si utilizas sal marina como ingrediente proporcionará un precioso color rosado a tu piel. Este exfoliante requiere sólo 3 ingredientes: aceite de coco para la humedad, sal marina para suavizar y los minerales, y menta fresca para refrescarte y ayudar a la circulación.

Instrucciones:

1. Toma 3 cucharadas de aceite de coco, 2 cucharadas de sal marina y de 3 a 4 gotas de aceite esencial de menta o 1 cucharadita de menta picada. Esta cantidad será suficiente para 3-4 aplicaciones.
2. Mezcla bien todos los ingredientes en un tazón. Masajee los pies y los dedos de los pies con este exfoliante usando movimientos de ida y vuelta para ablandar las células muertas de la piel y para suavizar los callos ásperos. Termina enjuagando el exfoliante y luego seca con una toalla para deshacerte de cualquier exceso de humedad.

6. Receta para exfoliar y suavizar los pies

Este exfoliante de pie es eficaz eliminando las células muertas de la piel además de permitir suavizar la piel de los pies. Mientras que el contenido de sal exfolia, el ingrediente de aceite base lo va a hidratar. El aceite esencial de lavanda proporciona un poco de fragancia para calmar y relajar los pies cansados.

Instrucciones:

1. Toma 1 taza de sal marina o sal de Epsom, de ¼ a ½ taza de aceite base (aceite de oliva), 7-8 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 cucharadas de brotes de lavanda secos (opcional).
2. Mezcla bien todos los ingredientes en un tazón hasta obtener una consistencia uniforme. Si sientes que está secom agrega un poco más de aceite y si parece ser demasiado húmedo agrega un poco más de sal. Revuelve bien y transfiere el exfoliante a un frasco hermético.
3. Frota la mezcla sobre tus pies húmedos y usa los dedos para fregar en movimientos circulares para que se desprendan las células muertas de la piel. Enjuágate el exfoliante y aplica un poco de crema hidratante o aceite.

7. Exfoliante refrescante de azúcar y limón:

Exfoliantes para los pies

Usa este exfoliante para un tratamiento tipo spa y obtener unos pies con una sensación refrescante justo antes de tomar una ducha.

Instrucciones:

1. Toma de ½ a 1 taza de azúcar granulada, ¼ de taza de aceite de almendra o de coco y 3-4 gotas de aceite esencial de limón.
2. Vierte el azúcar en un tazón y mientras vas agitando agrega gradualmente el aceite hasta obtener una consistencia suave y ligeramente húmeda. Añade un par de gotas de aceite esencial de limón y mezcla bien todos los ingredientes juntos.
3 Frota este exfoliante sobre tus pies en movimientos de ida y vuelta durante unos 5 minutos y termina enjuagándolo con agua.

8. Exfoliante de aceite de árbol de té y menta para los pies

Esta receta para hacer un exfoliante para los pies es muy refrescante y mantendrá tus pies suaves y limpios. Necesitarás sal marina, aceite del árbol del té, el aceite esencial de menta, cualquier aceite portador (aceite base) y un envase hermético.

Instrucciones:

1. Esteriliza tu recipiente hirviéndolo durante unos 3-4 minutos y déjelo enfriar.
2. Vierte sal marina en el tarro de manera que esté llena un 3/4 de la misma.
3. Añade el aceite base de modo que cubra totalmente la sal marina.
4. Mézclalo con 5-6 gotas de cada uno de los dos aceites esenciales y tu exfoliante estará listo.

Consejos de Belleza:

1. Debido a que los aceites esenciales son muy concentrados, los que tienen la piel sensible deben probar un par de gotas inicialmente para comprobar cómo les va.
2. Ten cuidado después de usar los exfoliantes con base de aceite para que no te resbales en el baño.
3, Puede tener un montón de variaciones en la fabricación de los exfoliantes de pies mediante el uso de diferentes hierbas y aceites esenciales. Simplemente opta por cualquier aceite esencial de tu elección complementándolo con la hierba correspondiente.
4. Puedes disfrutar de un remojo de pies colocando tus pies en un recipiente lleno de agua tibia después de fregar los pies con cualquiera de los exfoliantes y dejar que el azúcar o la sal se disuelva.

Por lo tanto, utiliza cualquiera de estos maravillosos exfoliantes para los pies y alardea de unos pies lisos y sedosos.


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario