5 recetas de jugos antiinflamatorios para aliviar el dolor y la hinchazón

Hacer jugos para tratar la inflamación es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer, ya que la inflamación es la raíz de tantas enfermedades con las que muchos de nosotros luchamos todos los días.

En sí mismo la inflamación no es el enemigo porque en realidad es solo un mecanismo de defensa que usan nuestros cuerpos para protegerse de los patagones externos. Una rodilla raspada o un tobillo torcido a menudo se inflaman después de un trauma causando enrojecimiento, hinchazón, dolor en el área y a veces incluso fiebre.

Pero la inflamación crónica es una historia diferente y es una enfermedad que experimentan muchas personas en forma de una variedad de enfermedades que incluyen artritis, asma, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable y muchas otras.

jugos antiinflamatorios

La inflamación crónica no es una respuesta a una lesión aguda, sino que es el resultado del estrés oxidativo a largo plazo. En otras palabras, tu cuerpo está en constante angustia.

La buena y la mala noticia es que la inflamación está influenciada por los alimentos que comes. Ciertos alimentos aumentarán la inflamación mientras que otros alimentos combatirán la inflamación y reducirán el dolor en el cuerpo.

Obviamente, quieres más de lo último: ¿estás preparado para conocer las mejores comidas antiinflamatorias naturales?

Obtenga más beneficios de estos 10 alimentos antiinflamatorios

¿Sabes lo que muchos de estos alimentos antiinflamatorios naturales tienen en común? Contienen muchos antioxidantes que combaten el daño de los radicales libres en el cuerpo y reparan las células sanguíneas y las células de los tejidos blandos de los radicales libres.

Otra característica común que comparten es que muchos alimentos antiinflamatorios naturales son totalmente aptos para realizar jugos, lo que significa que tienes una manera de agregar inmediatamente un montón de ellos a tu dieta. Y querrás tomarlos, ya sea que estés o no afectado actualmente por una enfermedad inflamatoria crónica debido a que todos pueden beneficiarse de una dieta antiinflamatoria.

Simplemente agregue muchos de los alimentos a continuación a tu exprimidor de forma regular y encontrarás que tiene más energía y menos dolor debido a una menor inflamación.

Entonces sin más preámbulos, esto es lo que deberías comer para la inflamación:

1. Verduras de hojas verde oscuro

Las verduras de hojas verde oscuro como la col rizada, las espinacas, la col rizada o la acelga son excelentes fuentes de antioxidantes, incluidos los carotenoides luteína y zeaxantina, que son esenciales para la salud de los ojos. Los estudios demuestran que el consumo regular de vegetales de hoja verde puede reducir el riesgo de cáncer y las enfermedades inflamatorias.

Las verduras de hoja verde oscuro también son algunas de las mejores fuentes de vitamina C, un antioxidante vital para la función inmune. Otros nutrientes importantes que obtendrás incluyen la vitamina E, calcio, hierro y fitoquímicos que reducen la inflamación.

2. Brócoli

Las verduras crucíferas como el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor y la col son famosas por su alta concentración de antioxidantes. Una porción de 100 gramos de brócoli contiene el 150% de tu ingesta diaria recomendada de vitamina C.

El brócoli es uno de los alimentos con la mayor concentración de bioflavonoides, o “súper-antioxidantes”, que combaten todo tipo de enfermedades incluidas las enfermedades cardíacas, la aterosclerosis y la enfermedad de Alzheimer.

Además el consumo regular de brócoli puede reducir el colesterol, reducir las reacciones alérgicas, aumentar la función inmune, mejorar la salud ósea y la salud del corazón y proteger los ojos y la piel.

3. Zanahorias

Las zanahorias son una excelente fuente de betacaroteno, un nutriente que todos conocemos como un protector ocular. El betacaroteno es un pigmento anaranjado y un tipo de carotenoide que se encuentra en muchas frutas y verduras. Funciona como un precursor de la vitamina A.

Los estudios demuestran que el consumo regular de zanahorias puede reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, mejoraran la digestión y previenen el cáncer especialmente el cáncer de pulmón. Las zanahorias también ayudan a combatir enfermedades oculares como la degeneración macular.

4. Pimientos

Los pimientos rojos contienen tres veces la cantidad de vitamina C que el jugo de naranja y están llenos de fitoquímicos potentes que son un buen golpe contra la inflamación.

Los pimientos contienen un nutriente llamado capsaicina que reduce los niveles de sustancia P, el compuesto que desencadena la inflamación en el cuerpo.

El pimiento se ha relacionado con la prevención del cáncer, la salud cardiovascular, la protección de la diabetes y la salud de los ojos. Una taza de pimientos contiene el 317% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, el 93% de vitamina A y además contiene mucha vitamina B6, folato, vitamina E, potasio, vitamina K, manganeso y niacina.

5. Tomates

Los tomates contienen licopeno, un antioxidante que se ha demostrado que reduce la inflamación en el cuerpo especialmente en los pulmones. Se ha vinculado a la protección contra los cánceres de pulmón, próstata y estómago.

El licopeno funciona para mantener la fuerza y la flexibilidad en las membranas celulares que son responsables de permitir el ingreso y la salida de diferentes sustancias a través de la pared celular: permiten la entrada de nutrientes y expulsan las toxinas.

6. Remolacha

Este vegetal de raíz de tonos purpura contiene potentes propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas y antioxidantes que desintoxican el hígado, limpian la sangre y reparan las células dañadas. Algunos de los fitonutrientes que las remolachas contienen con el mayor potencial antiinflamatorio incluyen betanina, isobetanina y vulgaxantina.

Las remolachas son una fuente importante de betaína, un aminoácido que protege las células, las proteínas y las enzimas del organismo, y también desempeña un papel en la reducción de la inflamación. También son una gran fuente de vitamina C y minerales esenciales como potasio y manganeso.

7. Cúrcuma

Históricamente la cúrcuma se ha utilizado en todo el mundo por sus beneficios medicinales. La cúrcuma es uno de los mejores alimentos que existen para combatir la inflamación. Esto se debe a la potente curcumina, compuesto antiinflamatorio que se encuentra en la cúrcuma. La cúrcuma no es solo antiinflamatoria sino también es antiviral, antibacteriano y anticancerígeno. Está repleto de nutrientes saludables que protegen al cuerpo de una variedad de enfermedades y dolencias.

Algunas de las enfermedades más comunes que la cúrcuma puede mejorar incluyen la artritis, la diabetes, el Alzheimer (incluso pueden ayudar a prevenirla) y la enfermedad hepática.

8. Jengibre

Durante miles de años el jengibre se ha utilizado por sus propiedades medicinales. El jengibre contiene las sustancias antiinflamatorias gingeroles que pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación asociados con la artritis, diversas formas de cáncer, enfermedades neurodegenerativas y problemas digestivos.

Los estudios demuestran que el jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y medicinales similares a las drogas antiinflamatorias no esteroides.

El jengibre también es una cura conocida para las náuseas y los vómitos y puede usarse de forma segura por personas con afecciones que causan indigestión como el embarazo.

9. Bayas

Las bayas son especialmente ricas en antioxidantes en comparación con muchas otras frutas. Los arándanos tienen una concentración especialmente alta de antioxidantes, incluida el quercetin y se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer y otras enfermedades.

Todas las bayas son una gran fuente de vitamina C pero las fresas se llevan la palma con el 150% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C en solo una taza.

10. Piña

La piña contiene una enzima única y un antioxidante que no se encuentra en ningún otro alimento que comemos. El tallo de una piña tiene un compuesto único llamado bromelina que posee poderosas propiedades medicinales. La bromelina se usa para reducir la hinchazón.

Tan pronto como la bromelaína ingrese al cuerpo, se pone a trabajar reparando las células dañadas y combatiendo el dolor y la hinchazón. Es especialmente efectivo en la nariz y los senos nasales para tratar infecciones o hinchazón después de una lesión o cirugía.

La bromelina también es eficaz en el tratamiento de otras enfermedades inflamatorias, como la colitis ulcerosa y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Además de todos los maravillosos beneficios antiinflamatorios que brinda la bromelina, también aumenta la función inmune, acelera la recuperación, ayuda en la digestión, construye huesos fuertes, protege los ojos y los dientes, combate el cáncer y mejora la fertilidad.

Al exprimir una piña, asegúrese de agregar esa parte media dura que las personas siempre evitan. ¡Ahí es donde está toda la bromelina!

5 increíbles recetas de jugo antiinflamatorios

Si ya consumes muchas frutas y verduras o las bebes en jugos, es probable que ya estés tomando una dieta antiinflamatoria. Los alimentos inflamatorios son alimentos procesados, fritos, azucarados o aceitosos, por lo que si optas por proteínas magras, granos integrales y muchas frutas y verduras, estás en el camino correcto hacia un estilo de vida libre de inflamación.

¡Aquí están algunas de las mejores recetas de jugos antiinflamatorios para que comiences!

1. Jugo de melón amargo

Vamos a empezar una receta de jugo bastante buena pero que es sin duda un poco fuerte pero es una receta muy beneficiosa cuando haces jugos para la inflamación:

  • 1 melón amargo.
  • 2 pepinos.
  • 1 pizca de jengibre.
  • Opcional: 1 taza de agua o agua de coco

De nuevo, esta receta de jugo es fuerte y carece de dulzura por lo que sí es demasiado para ti, puedes diluirla con agua o incluso agregar frutas y verduras para que sea más sabrosa. Tanto las zanahorias como las remolachas funcionan bien con esta receta y la endulzarán, al igual que la piña y las peras.

2. Jugo antiinflamatorio de piña

Aquí hay un jugo anti inflamatorio muy simple y efectivo, además es dulce y viene como un montón de propiedades para combatir el dolor:

  • 2 zanahorias.
  • 2 tazas de piña (¡con el corazón!).
  • 6-12 hojas y tallos de col rizada.

El punto principal de este jugo es la piña o la bromelina en la piña, la cual se ha comprobado que cura y fortalece rápidamente los tendones, los ligamentos y los huesos. Entonces, si tienes un esguince en la muñeca o el tobillo, si tienes articulaciones inflamadas o huesos frágiles, este es el jugo para ti.

3. Zumo de Remolacha

Cuando desees una dosis importante de antioxidantes que combaten la inflamación en un vaso, esta es la receta de jugo a la que recurrir:

  • 3 – 4 remolachas pequeñas.
  • 1/2 taza de piña.
  • 1 taza de arándanos.
  • Jengibre (unos dos centímetros).
  • Un puñado de albahaca

Esto lo convierte en un delicioso jugo antiinflamatorio repleto de betaína para promover la desintoxicación del hígado, proteger las células de su cuerpo y reparar el daño, así como la piña que combate la inflamación y los arándanos ricos en antioxidantes.

4. Jugos de cerezas y naranja

Este es un jugo delicioso que tiene un poco de mordisco:

  • 1 taza de cerezas (congeladas / descongeladas o frescas).
  •  2 naranjas (peladas).
  • 1 zanahoria.
  • 1 lima (pelada).
  • 1 pizca de jengibre.

Las naranjas ayudan a suavizar las cosas un poco pero si todavía es demasiado agrio o ácido para tu paladar, ¡no dudes en diluirlo con agua o agua de coco!

5. Jugo de piña con zanahorias

Aquí hay una receta de jugo antiinflamatorio ir-a-simple que animará a su paladar con su combinación de dulce, ácido y picante:

  • 2 zanahorias.
  • 1 taza de piña fresca (¡incluye el corazón!).
  • 1 pulgada de jengibre fresco.
  • 1 pulgada de cúrcuma fresca.
  • 1 limón (pelado).

Esta receta de jugo contiene un montón de propiedades que combate el dolor, como la piña con su bromelina reparadora de daños, así como el jengibre y la cúrcuma, ambos potentes antiinflamatorios. ¡Solo espolvorea un poco de pimienta encima para aumentar la biodisponibilidad de la cúrcuma!


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario