10 remedios caseros el dolor de estómago que te aliviaran

El dolor de estómago o dólar abdominal es uno de los problemas más comunes en todo el mundo. Este es un problema que preocupa a toda persona y que puede producirse en cualquier fase de la vida y se caracteriza por tener un dolor en cualquier área presente entre la ingle y el pecho.

El dolor de estómago varía desde leve a severo y puede ser causado por muchas razones, además puede ser crónica o intermitente.

remedios para el dolor de estomago

El dolor abdominal crónico puede ser constante o puede ir y venir con el tiempo, generalmente esto es resultado de otros problemas estomacales. El dolor de estómago intermitente ocurre ocasionalmente, probablemente debido a problemas leves del estómago como el gas, el ardor de estómago y la indigestión.

Sin embargo, el dolor de estómago también podría ser un efecto secundario de un alimento inadecuado para el cuerpo. Los pacientes que sufren de dolor a menudo experimentan problemas como vómitos, pérdida de apetito, malestar estomacal, acidez y sensación de ardor en el estómago.

Suponiendo que se trata de un dolor de estómago sin complicaciones, estos remedios caseros o naturales pueden ayudarte a aliviar el dolor y el malestar que está haciendo tu vida miserable.

Remedios caseros para curar el dolor de estomago (Naturales)

1. Disfruta de una taza de té de manzanilla

manzanilla para el dolor de estómago

El té de manzanilla puede ayudarte a aliviar el dolor de estómago ya que funciona como un antiinflamatorio (por ejemplo, el revestimiento del estómago puede inflamarse como consecuencia de una gastritis común causada por bacterias) y también al relajar el músculo liso superior de la vía digestiva. Al relajarse los músculos del estómago, las contracciones que se producen para poder empujar la comida a través de tu sistema digestivo se alivia un poco y esto disminuyen el dolor abdominal y los espasmos.

Tú necesitarás…
– Una bolsita con té de manzanilla o una a dos cucharaditas de manzanilla seca.
– Una taza.
– Agua caliente
– Una cucharadita de miel (opcional)

Instrucciones:
Vierta el agua hirviendo sobre la bolsita de té y cubre tu taza, déjala reposar durante unos 10 minutos aproximadamente. Si vas a usar manzanilla seca, entonces coloca 1 o 2 cucharaditas en la taza y cúbrela con agua hirviendo. Déjela reposar alrededor de 15 a 20 minutos. Puedes agregarle miel si quieres endulzar la bebida un poco. Bébase el té lentamente.

2. Usa una compresa con agua caliente

calor para el dolor de estomago

El calor de las compresas ayuda a aflojar o relajar los músculos y las contracciones estomacales que pueden producir el dolor abdominal, así que si sufres de cólicos un poco de calor puede aliviarte de esta terrible incomodidad

Tú necesitarás…
-Una, bolsa de agua caliente, una toalla o algo similar.
-Un sitio acogedor para acostarte.

Instrucciones:
Encuentra un lugar para recostarte y descansar con el paquete caliente sobre el estómago. Debe tener una temperatura agradable pero tiene que estar caliente. Haga esto por lo menos unos 15 minutos o el tiempo que necesites, si es necesario vuelve a recalentar el agua. Otra forma de poder aplicar calor si no tienes una bolsa de agua caliente es colocar arroz en una bolsa y calentarlo en un microondas, luego fíjate que no esté muy caliente y colócalo en tu abdomen, rápidamente podrás sentir su efecto calmante.

No te vayas sin leer:
Remedios para la inflamación del estómago

3. El agua de arroz

Agua de arroz para el dolor de estómago

El agua de arroz es el agua sobrante después de cocinar el arroz. El agua actúa como un emoliente, es decir una sustancia que funciona aliviando la inflamación mediante la formación de una barrera calmante sobre el revestimiento del estómago. También contiene fibra y antioxidantes que promueven la eliminación de las toxinas para mejorar el funcionamiento gastrointestinal.

Tú necesitarás…
– ½ taza de arroz blanco.
– 4 tazas de agua.
– Una cucharadita de miel (opcional).
– Una olla.

Instrucciones:
Cocina tu arroz con más agua de la que normalmente harías con el arroz. Para esta receta en particular estoy usando arroz blanco de grano largo. Pon el arroz en una olla, añade el agua y ponla a cocinar a fuego medio. A medida que el arroz comienza a ablandarse, retíralo del fuego y déjelo reposar durante unos 3 minutos con la tapa sobre la olla. Escúrrela con un colador y bébete el agua caliente, añade una pizca de miel si es necesario.

4. Bebe un poco de menta fresca

té de menta para el dolor de estomago

El té de menta fresca sirve para relajar los músculos del estómago. También ayuda a mejorar y aumentar el flujo de la bilis el cual ayuda a mejorar la digestión adecuada de los alimentos. Esto es esencialmente útil si sufres de indigestión o tienes gases.

Tú necesitarás…
– Unas cuantas hojas de menta fresca o 1 – 2 cucharaditas de menta seca.
– Una taza.
– Agua caliente.
– Una cucharadita de miel (opcional).

Instrucciones:
Pon las hojas de menta en una taza y cúbrelas con agua hirviendo, tapa la taza y déjela reposar durante unos 5 a 10 minutos. Bébetela lentamente mientras aún está caliente. Si usas hojas de menta fresca, también las puedes masticar para aliviar el dolor de estómago. Igualmente si lo prefieres puedes usar una bolsita de té de menta.

5. Agua caliente con Limón

Agua con limón para el dolor de estomago

Si tu problema es indigestión, entonces el agua con limón puede ayudarte a calmar el dolor de estómago. El alto nivel de acidez del limón estimula la producción de ácido clorhídrico el cual ayuda a descomponer la comida y mejorar la digestión.

Tú necesitarás…
– 1 Limón fresco.
– Una taza.
– Agua caliente.

Instrucciones:
Corta el limón en rodajas, ponlo en una taza, vierte agua hirviendo encima y deja reposar unos 10 minutos. Puedes agregarle miel si quieres endulzar la bebida un poco y cortar un poco la acidez.

6. El té de jengibre

jengibre para el dolor de estomago

El jengibre contiene sustancias químicas naturales llamadas gingeroles y shogaoles. Estas sustancias tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a relajar los músculos lisos, tales como el músculo que recubre el tracto intestinal y por lo tanto alivian los calambres estomacales o un dolor de estómago tipo cólico. La raíz de jengibre también es ideal para aliviar las náuseas que pueden acompañar a un dolor de estómago. Disfruta de una taza de té caliente puede resultar muy útil como remedio casero para los dolores de estómago

Tú necesitarás…
– 1 raíz de jengibre.
– Un cuchillo o pelador.
– 1 a 2 tazas de agua.
– Una cucharadita de miel (opcional).

Instrucciones:
Lava, pela y luego ralla o corta finamente de 2 a 3 centímetros de raíz de jengibre fresco. Pon de 1 a 2 tazas a hervir (usa menos agua o más jengibre si deseas una bebida más concentrada) y agrega el jengibre. Déjala hervir durante 3 minutos más y luego cocínalo a fuego lento durante 2 minutos. Retira del fuego, cuélalo y agrégale miel a gusto. Bebe lentamente y relájate.

7. Semillas de Hinojo

Semillas de hinojo para el dolor de estómago

Si tu dolor de estómago es causado por una indigestión entonces el masticar semillas de hinojo te ayudará, el hinojo contienen anetol el cual es un aceite volátil que ayuda a estimular la secreción de jugos digestivos y mejora que los alimentos se mueven mejor por el intestino. También puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor causado por la misma. Si estás sufriendo de gastritis o inflamación del estómago, el hinojo puede proporcionarte alivio.

Tú necesitarás…
– De ½ a 1 cucharadita de semillas de hinojo.

Instrucciones:
Después de haber comida, mastica ½ a 1 cucharadita de semillas de hinojo. Si estás embarazada evite comerlas.

8. Beber agua con gas y lima

Agua con gas y lima para el dolor de estómago
Igual que el limón, la lima puede ayudar a aliviar un dolor de abdomen. Combina la lima con agua mineral con gas y tendras una bebida fácil de beber para quitar el dolor. Si has comido en exceso y tienes dolor de estómago como consecuencia de ello, la carbonatación del agua mineral con gas te animara a eructar aliviando la presión en el abdomen. Se ha demostrado que ayuda en gran medida con la dispepsia (indigestión básicamente) y el estreñimiento.

Tú necesitarás…
– 250 ml de agua mineral con gas
– jugo de lima

Instrucciones:
Mezcla el agua mineral con gas con el jugo de una lima. Remuévelo y bébelo lentamente.

Bibliografía:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario