9 Remedios caseros para la congestión del pecho

¿Estás sufriendo de un caso grave de congestión en el pecho?

No te preocupes porque no estás solo. La congestión del pecho es una condición bastante común que afecta a la mayoría de las personas en algún momento u otro. A pesar de lo molesto y doloroso que pueda ser la congestión del pecho se puede curar en casa utilizando remedios caseros.

Congestión del pecho

La tos y congestión

Una tos acompañada de congestión en el pecho puede ser un síntoma de gripe o resfriado común. Por lo general no requiere atención médica. Un pecho congestionado también puede ser causado por una afección más grave como asma, fibrosis quística, edema pulmonar, alergias en el aire, tuberculosis, bronquitis, problemas cardíacos o cáncer de pulmón. Si notas síntomas graves como urticaria, dificultad para respirar, hinchazón o rigidez en el cuello, debes consultar a un médico de inmediato.

En cuanto a tratar la tos y los síntomas comunes de una congestión en el pecho, tenemos algunas soluciones perfectas. La mejor parte de estas soluciones es que no tienen ningún efecto secundario por lo que son completamente seguras para ser usadas. Aquí hay un vistazo a algunos de los remedios caseros más probados que funcionan como un encanto.

Remedios caseros para la congestión del pecho

1. Sopa de ajo y lima:

El ajo contiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a despejar de forma eficaz la congestión del pecho. La lima es una fruta cítrica que también puede ayudar a deshacerte de este problema. Estos dos ingredientes hacen un brebaje encantador que hará que tu pecho este cálido y feliz.

Instrucciones:

  • Exprime el jugo de 3 limones o limas frescas en una taza de agua caliente.
  • Revuelve bien y luego agregue 1 o 2 dientes de ajo.
  • Agregue 1 cucharadita de pimienta negra molida y una pizca de sal al gusto.
  • Revuelva bien y bébalo.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para la tos

2. Cúrcuma:

Este ingrediente de la cocina funciona casi instantáneamente y te pondrá de pie en muy poco tiempo. La cúrcuma contiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias naturales. Puede ayudar a deshacerte de una variedad de problemas de salud especialmente las afecciones que afectan el sistema respiratorio.

Instrucciones:

Método 1 – Cúrcuma con miel, pimienta negra y leche

  • Tome ½ cucharadita de polvo de cúrcuma y agréguelo a una taza de leche caliente.
  • Agregue 1 pizca de pimienta negra y 2 cucharaditas de miel a la mezcla.
  • Revuelva bien y bébalo mientras está caliente.

Método 2 – Cúrcuma con vinagre de sidra de manzana

  • Mezcle 2 cucharadas soperas de cúrcuma en polvo y vinagre de sidra de manzana.
  • Revuelva bien la mezcla y luego tómela para aliviar la congestión del pecho.

3. Vapor:

Tu abuela tenía razón, no hay mejor manera de tratar una mala congestión en el pecho que el vapor. El calor y la humedad del vapor ayudan a disolver la mucosidad que se encuentra en las profundidades de los pulmones y la garganta al licuarlo. Esto puede hacer maravillas para aliviar la congestión y la incomodidad que experimentas.

Instrucciones:

Método 1

  • Tome un recipiente grande y llénelo con agua caliente. Si lo deseas puedes agregarle algunas gotas de aceite de árbol de té.
  • A continuación agrega unas gotas de aceite esencial de romero, menta, eucalipto o vinagre para hacer que el agua sea más fuerte.
  • Coloque una toalla sobre su cabeza para atrapar el vapor y coloque su cara sobre el recipiente.
  • Mantenga su posición todo el tiempo que pueda y respire profundamente.
  • Repite hasta que obtengas alivio.

Método 2

  • Tome un tazón grande de agua hirviendo.
  • Agregue 3 gotas de aceite esencial de menta, 5 gotas de aceite esencial de eucalipto y 2 gotas de aceite esencial de romero.
  • Agite suavemente el recipiente para que los aceites se mezclen.
  • Toma una toalla y cúbrela sobre tu cabeza.
  • Inclínese sobre el recipiente y respire profundo.
  • Mantén la cabeza sobre el vapor el mayor tiempo posible y continúa respirando profundamente a intervalos regulares.
  • Cuando se usa regularmente este remedio ayudará a despejar el moco del pecho y alivia la congestión.

Tomar una ducha caliente regularmente también puede ayudar a aliviar la congestión del pecho. Por lo tanto, cuanto más te duchas, ¡mejor te sientes! Otro remedio eficaz es colocar una compresa caliente en la garganta y el pecho. Además, beba agua tibia con regularidad, ya que ayudará a aflojar la flema y la mucosidad del pecho y aliviar las molestias.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para el dolor de garganta

4. Regaliz

¿Podría haber alguna hierba más divisiva que el regaliz? ¡Tal vez no! Mientras que aquellos que lo odian simplemente lo odian, los otros que lo aman constantemente buscan maneras de agregarlo a cada plato que cocinan. El regaliz actúa como un expectorante natural que funciona eficazmente para aliviar la tos y la congestión. También ayuda a calmar los pulmones inflamados y la irritación de la garganta.

Instrucciones:

  • Tome ½ cucharadita de raíz de regaliz y agréguelo a una taza de agua caliente.
  • Deje que se asiente durante 5 minutos y cuele.
  • Bebe este té para aliviar la congestión.
  • Use este remedio 3 veces al día para obtener mejores resultados.

Recuerda que nunca debe usar este remedio si tiene problemas de presión arterial.

Otro artículo interesante:
Remedios caseros para el dolor de muelas

5. Cebolla y miel:

La cebolla también se ha usado desde tiempos inmemoriales para curar varias dolencias. Y la congestión del pecho resulta ser una de las muchas dolencias que funciona de maravillas. Este remedio funciona gracias a sus propiedades antiinflamatorias combinadas con los milagros de la miel.

Instrucciones:

  • Agregue unas rodajas de cebolla en un tazón.
  • Cúbrelo con una capa de miel.
  • Déjalo como está durante toda la noche.
  • A la mañana siguiente, toma la cebolla y cómela.
  • Haz esto cuatro veces al día.
  • Además toma una cuchara la miel durante todo el día.

También puedes comer rebanadas de cebolla para aliviar la congestión del pecho. Sí, son un poco picantes pero pueden ayudar a aliviar tu pesadez en muy poco tiempo.

6. Hojas de laurel:

Esta es una hierba que debes usar al instante si tienes una congestión en el pecho. Simplemente puedes arrojar una hoja de laurel en la comida que preparas para la cena y permitir que funcione su magia en el momento del consumo. Alternativamente, también puede curar una mala congestión de pecho bebiendo un té hecho de hojas de laurel.

Instrucciones:

  • Reserve algunas hojas de laurel.
  • Pon a hervir un recipiente con agua. Eche las hojas de laurel una vez que el agua comience a hervir.
  • Deja que el agua se enfríe y bébalo a lo largo del día.
  • También puedes usar hojas de laurel como una compresa caliente si padeces una mala congestión del pecho. Para hacer esto, usa un paño limpio y sumérjalo en el agua cálida de la hoja de laurel y colóquelo sobre tu pecho.

Puedes repetir este remedio durante la semana para aliviar los síntomas asociados con la congestión del pecho.

7. Limones:

Si te sientes pesado e inquieto debido a una congestión, prueba con el limón. Esta fruta resistente ayuda a despejar el moco y ataca a las bacterias que forman la mucosidad. Es un remedio seguro y natural y puede ser utilizado por todos los grupos de edad.

Instrucciones:

  • Agregue un poco de ralladura de limón en una taza de agua caliente.
  • Deje que repose durante unos diez minutos.
  • Cuele y beba el líquido mientras esté caliente.

8. Tomillo:

Uno de los mejores remedios para tratar la congestión del pecho está en el armario de la cocina. Esta hierba ayuda a los pulmones a combatir una infección de forma natural. El tomillo ayuda a combatir las bacterias que causan la mucosidad y descongestiona el pecho.

Instrucciones:

  • Prepare una mezcla casera de tomillo agregando un cuarto de cucharadita de tomillo en una taza de agua hirviendo.
  • Agrega una cucharada de miel para endulzar la mezcla y beberla.
  • También puedes usar aceite de tomillo para remediar un pecho congestionado. Para esto diluya el aceite de tomillo con aceite de oliva o de maíz en una proporción de 1:1 y frótelo en su pecho.

Otro artículo interesante:
Cómo eliminar la congestión nasal

9. Rábano:

Si has probado una docena de remedios caseros y aún necesitas alivio de la congestión en el pecho, es hora de que pruebes el rábano. Esta verdura no solo es buena para tu piel sino que también es increíble para tratar la congestión del pecho. Si bien este remedio puede no atraer a tu paladar, funciona de maravilla en la limpieza de una congestión asociada con alergias, resfriado e incluso bronquitis.

Instrucciones:

  • Pique unos rábanos y ponlos en un tazón.
  • Exprime el jugo de un limón sobre el rábano picado y cómelo todo.
  • También puedes hacer jugo de rábano con una licuadora y beber la mezcla durante todo el día.

¡El rábano es un expectorante natural y aliviará la congestión en unos pocos días!

¿Ve lo fácil que es tratar la congestión del pecho en casa? Estos remedios caseros seguros y naturales son de hecho las mejores y más seguras formas de aliviar este problema.

Bibliografía consultada:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario