12 remedios contra la depresión y la ansiedad (Naturales)

¿Buscas remedios contra la depresión y la ansiedad? He estado medicado por depresión desde que tenía 9 años y aunque técnicamente al principio fui tratado para la ansiedad, muy pronto fui tratado para ambos. Cuando estaba en 3er grado pude decir torpemente: “Estoy tomando píldoras porque hay un desequilibrio de serotonina en mi cerebro”.

La depresión es como un compañero no deseado que constantemente se aferra a mí, es una carga pesada pero también me es muy familiar.

remedios contra la depresión

Antes de continuar es importante ver si realmente sufrimos de depresión ya que ser infeliz no es lo mismo que estar deprimido. Estar deprimido es un término que se utiliza con frecuencia para describir cómo nos sentimos después de una mala semana en el trabajo o cuando estamos pasando por una ruptura. Pero el Trastorno Depresivo Mayor es mucho más complicado. Hay síntomas específicos que determinan si es depresión o tristeza lo que todos a veces experimentamos en la vida. Determinar si esos sentimientos oscuros persistentes e inquebrantables son el resultado de la depresión puede ser el primer paso hacia la curación y la recuperación.

Síntomas de la depresión

Estado de ánimo depresivo

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que afecta la forma como te sientes acerca de la vida en general. La pérdida de la autoestima y de la confianza en uno mismo y los sentimiento de inferioridad no justificados prolongado en el tiempo son los síntomas más comunes de la depresión

Otros sentimientos pueden ser auto reproches constantes y desproporcionados con sentimiento de culpa excesiva e inadecuada.

Perdida del interés

La depresión puede acabar con el placer o el disfrute de las cosas que amas. Una pérdida de interés o dejar de hacer las actividades que antes hacías – deportes, aficiones o salir con los amigos – es otro signo revelador de una depresión mayor.

Otra área donde puedes perder el interés es en el sexo. Los síntomas de la depresión mayor incluyen un impulso sexual disminuido e incluso impotencia.

Aumento de los problemas de fatiga y sueño

Parte de la razón por la que puedes dejar de hacer las cosas que disfrutabas es porque te sientes muy cansado. La depresión a menudo viene con una falta de energía y una abrumadora sensación de fatiga que puede estar entre los síntomas más debilitantes de la depresión. Esto podría conducir a un exceso de sueño.

La depresión también está relacionada con el insomnio, ya que uno puede conducir al otro y viceversa. También pueden hacerse peor. La falta de calidad de sueño reparador también puede conducir a la ansiedad.

Ansiedad

Aunque no se ha demostrado que la depresión cause ansiedad, las dos condiciones a menudo ocurren juntas. Los síntomas de la ansiedad pueden incluir:

  • Nerviosismo, inquietud o sensación de tensión.
  • Sentimientos de peligro, pánico o temor.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Respiración rápida.
  • Aumento o sudoración abundante.
  • Temblor o espasmos musculares.
  • Problemas para concentrarse o pensar claramente sobre cualquier cosa que no sea la cosa que le preocupa.

Irritabilidad en los hombres

La depresión puede afectar a los sexos de manera diferente. Investigaciones han demostrado que los hombres con depresión pueden tener síntomas tales como irritabilidad, comportamiento escapista o aventurado, abuso de sustancias o ira.

Los hombres también son menos propensos que las mujeres a reconocer la depresión o buscar tratamiento para ella.

Cambios en el apetito y el peso

El peso y el apetito pueden fluctuar para las personas con depresión. Esta experiencia puede ser diferente para cada persona. Algunas personas tendrán un mayor apetito y ganar peso, mientras que otras no tendrán hambre y perderán peso.

Una indicación de si los cambios en la dieta están relacionados con la depresión es si son intencionales o no. Si no lo son puede significar que son causados por la depresión.

Emociones incontrolables

En un minuto tienes un arrebato de ira, al siguiente estás llorando incontrolablemente. Nada fuera de ti ha provocado este cambio pero tus emociones están arriba y abajo en un momento dado. La depresión puede causar cambios muy grandes del humor.

Pensamientos suicidas

Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse.

Si ha tenido algunos de los síntomas anteriormente mencionados durante más de dos semanas, podrías estar sufriendo de un trastorno de depresión mayor. Reconocer que estás deprimido es esencial para obtener la ayuda adecuada. No importa el camino del tratamiento que elijas, pedir ayuda profesional es el primer paso para superar la depresión.

A lo largo de los años también me he dado cuenta de que hay muchas cosas que puedo hacer que no requieren medicamentos recetados para ayudar a mantener bajo control mis fluctuaciones de ánimo. Toman tiempo y esfuerzo (¡lo siento pero no hay solución rápida y fácil!), pero mi mente sabe que vale la pena

Estos simples remedios caseros o naturales y cambios de estilo de vida pueden tener un gran impacto en cómo te sientes…

Los mejores remedios contra la depresión y la ansiedad

1. Comer una dieta «feliz»

Comer sano puede ayudar con tu humor en general pero hay algunos alimentos que pueden ayudar a la serotonina, la sustancia química en el cerebro que contribuye a la «felicidad». El Prozac por ejemplo funciona inhibiendo los inhibidores de la recaptación de serotonina, lo que aumenta sus niveles en tu cerebro. Algunos alimentos son potenciadores de la serotonina, ayudando a elevar esos niveles de forma natural. Los alimentos que la incluyen son:

  • El aceite de pescado el cual es rico en ácidos grasos Omega-3.
  • Las grasa saludable como el aceite de coco.
  • El aceite de Linaza.
  • Las Guindas.
  • Los huevos.

comidas para la depresión

2. Alejarse del café

Aunque existen muchas investigaciones y personas que proclaman los beneficios del café, ambas no se mezclan bien cuando sufres de depresión. Es cierto que la cafeína le dará un impulso rápido a tu estado de ánimo pero luego vendrá un bajón. Sentirse exhausto pero con nervios y con exceso de cafeína no hace nada bueno para los químicos de tu cuerpo que regulan el estado de ánimo y de hecho puede afectar la síntesis de serotonina en el cerebro.

3. Beber té verde

Sé que esto parece terriblemente discordante con respecto al punto anterior ya que el té verde también contiene cafeína, pero tiene otro componente muy importante: L-teanina. La teanina tiene propiedades psicoactivas porque es capaz de cruzar la barrera hematoencefálica y se ha demostrado que reduce el estrés e impulsa la dopamina.

Necesitarás…
– 1 taza de agua hirviendo
– 1 bolsita de té verde

Instrucciones:
Lo primero que tienes que hacer en la mañana con tu desayuno es tomarte una taza caliente de té verde. Bébetelo entero.

4. Meditar

Mis padres nunca estaban contentos con el hecho de que tenía que estar tomando medicamentos pero estaban en un punto difícil porque estaba en extrema necesidad de ellos. Sin embargo, ellos también me llevaron a un terapeuta y mi padre animó con la meditación para ayudar a tratar mi estado de ánimo. Él meditaba todos los días durante 45 minutos y me enseño cuando yo tenía la paciencia para hacerlo.

Es una cosa difícil de hacer al principio pero realmente es de ayuda. Nos volvemos tan fuera de contacto con nosotros mismos y de nuestros pensamientos sofocantes que perdemos la capacidad de reflexionar y calmamos nuestras mentes, esta es una herramienta indispensable si necesitas hacerle frente a la depresión, ansiedad, etc.. Comienza poco a poco, quizás 2 a 3 minutos al día y luego ve incrementando paulatinamente la cantidad de tiempo que dedicas a la meditación.

Necesitarás…
– Un lugar tranquilo.
– Algo de tiempo.

Instrucciones:
Encuentra un lugar tranquilo para retirarte y en donde no seas interrumpido. Apaga tu teléfono, cierra la puerta, etc., etc. Regula tu respiración e intenta dejar ir tus pensamientos. No pienses demasiado en no pensar, si algún pensamiento se mete en tu cabeza, reconócelo y déjalo ir. Este es sólo un comienzo básico para meditar: hay un montón de maneras diferentes de hacerlo, cual elijas y que tan lejos quieres llegar depende solo de ti.

5. Intenta con la acupuntura

Hay un montón de opiniones acerca de la acupuntura pero yo digo que siempre hay que mantener la mente abierta. Ha habido una serie de estudios que han demostrado que la acupuntura ayuda con el dolor y puede ayudar también con la depresión y la ansiedad. Cuando la aguja entra en tu piel en uno de los 400 puntos del cuerpo utilizados por los acupunturistas, tu cuerpo responde liberando endorfinas. Esto hace que te sientas tranquilo, feliz, relajado y mucha gente dice que este sentimiento dura mucho tiempo después de que la sesión ha terminado.

Tú necesitarás…
– Un acupunturista con licencia

Instrucciones:
Busca un acupunturista de renombre, anota el teléfono y pide una cita.

6. Beba té de manzanilla

La depresión va de la mano con los problemas del sueño. Es como si no pudieras levantarte de la cama durante el día pero tampoco puedes dormirte por la noche. Se cree que un flavonoide particular (un químico que se produce de forma natural en algunas plantas) en la manzanilla es lo que contribuye a sus propiedades relajantes.

Yo encuentro que tomarme una taza antes de acostarme con un poco de leche y miel me ayuda a relajarme. Por otro lado, si antes de irte a dormir viertes unas gotas de aceite de lavanda en la palma de tu mano y frotas la almohada de la cama donde vas a dormir, tendrás un impulso de relajación extra y terminaras acurrucado como un bebe

Necesitarás…
– 1 taza de agua hirviendo
– 2 cucharaditas de manzanilla seca o 1 bolsita de té
– Un poco de leche y miel (opcional)

Instrucciones:
Hierve 1 taza de agua y vierte encima de 2 cucharaditas de manzanilla seca (o una bolsa de té de manzanilla) y deja reposar durante 5 minutos. Si está usando una bolsita de té déjala reposar 15 minutos. Cuélala y añade un poco de leche y miel si lo deseas y bébelo 30 minutos antes de acostarte.

La manzanilla como remedio para la depresión

7. Ve a un terapeuta

Esto tiene una connotación negativa en la sociedad actual y esto me molesta más que nada porque ver a un terapeuta ha sido algo que me he llevado a través de muchos tiempos difíciles. Solía odiar verla de vuelta en la escuela primaria y secundaria (me sentía tan anormal) pero ahora aprecio esas sesiones pacíficas donde podía liberar algo de peso de mi pecho. Ella también es un miembro vital de mi equipo de apoyo en caso de que lo necesite. No te avergüences de ver a alguien, es enormemente útil y te permite un alivio muy necesario de tus pensamientos y emociones.

8. Toma suplementos de hierba de San Juan

Un remedio casero popular para la depresión viene en forma de hierba de San Juan. Esta planta herbácea se ha utilizado para tratar varios tipos de «trastornos nerviosos» desde los tiempos de la antigua Grecia. Es el más eficaz en casos de depresión leve a moderada y se cree que funciona principalmente por el efecto de la hipericina, uno de sus principales componentes.

La hipericina parece afectar a varios neurotransmisores de una manera similar a los inhibidores de la recaptación de serotonina (como los medicamentos como el Prozac, que elevan los niveles de serotonina accesibles en el cerebro). Hay varios componentes adicionales en la hierba de San Juan que tienen efectos antidepresivos, aunque la hipericina es la más ampliamente reconocida. Si bien esta planta parece tener menos efecto secundario que los medicamentos recetados todavía puede interferir con ellos, deberías comprobar esto antes de usarlo.

Necesitarás…
– Un complemento de alta calidad de hierba de San juan.

Instrucciones:
La dosis normal para un adulto es de 300 miligramos 3 veces al día, sin embargo, ya que puede interactuar con otros medicamentos, habla con un profesional antes de profundizar en su uso.
hierba de San Juan para la depresión

9. Aumenta el consumo de vitamina B

La vitamina B (en este caso la B12 pero las otras están bien) juegan un papel importante en el cerebro, produciendo sustancias químicas que afectan principalmente el estado de ánimo (serotonina, dopamina y epinefrina). Si te falta esta importante vitamina entonces puedes estar cortocircuitando tu mente así como tu cuerpo. Los ancianos, los que tienen trastornos digestivos y los que son vegetarianos pueden encontrar que tienen dificultades para obtener suficientes vitaminas B (se encuentra en muchas carnes). Puedes tomar un suplemento o agregar más alimentos ricos en vitamina B a tu dieta, tales como:

  • Pescado.
  • Queso.
  • Mariscos.
  • Espinaca.
  • Pimientos.
  • Pavo.

10. ¡Más magnesio!

¡Subestimamos la importancia del magnesio! Es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo que se complementa con la dieta y es un cofactor en más de 300 sistemas enzimáticos que regulan una amplia gama de funciones biomecánicas en el cuerpo. Sin ella no produciríamos energía, no podríamos sintetizar ADN o ARN, ni regular nuestros latidos cardíacos y no podríamos mantener los productos químicos en nuestro cerebro estables.

El problema es que a menudo comemos alimentos que no tienen magnesio y además el estrés también lo agota (¿y quién no se estresa?). Ningún organismo vivo es capaz de producirlo. Tenemos que comerlo para decirlo sin rodeos. Así que toma un suplemento o sigue la mejor ruta que es comer comidas ricas en magnesio.

Trata de comer…
– 30 gramos de almendras tostadas secas o anacardos
– 1/2 taza de frijoles negros cocidos
– 1 plátano medio
– 1/2 taza de espinacas cocidas
– 1 taza de leche de soja

11. Ejercicio

Así que este no es un gran secreto y probablemente lo has oído antes (y muchos de ustedes probablemente no lo han hecho), pero el ejercicio es fundamental para el estado de ánimo y es uno de los remedios contra la depresión mas eficaz. No me refiero a tener que correr 30 minutos cada día, incluso sólo un paseo de quince minutos por tu barrio hace maravillas. El ejercicio libera endorfinas en el cerebro y las endorfinas son lo que nos hace sentir bien y felices.

Hice caso omiso de este consejo durante un largo, largo tiempo hasta que un ataque particularmente malo de la depresión me aterrizó en el hospital durante dos semanas. Después me acosté en la cama, apenas comiendo, apenas hablando, y mirando fijamente al espacio, hasta que conseguí un perro. Necesitaba este perro porque de lo contrario no saldría de la casa. Con un cachorrito enérgico en mis manos no tuve más remedio que arrastrar mi triste persona por la puerta y moverme. Y fue increíble. Hasta el día de hoy si empiezo a hundirme en el sofá mi perro comienza saltar por todos lados y me obliga a levantarme y después siempre me siento mejor. Es difícil de hacer pero vale la pena.

12. Semillas de Calabaza

Las semillas de calabaza contienen grasas saludables y magnesio los cuales pueden ayudar a aliviar tu estado de ánimo. También contienen L-triptófano el cual es un aminoácido que participa en la producción de serotonina.

Necesitarás…
-1 taza de semillas de calabaza

Instrucciones:
Coma 1 taza de semillas de calabaza una vez al día. Me gusta rociar el mío con un poco de sal para agregar un poco de sabor a su ya de por si sabor a nuez.
Semillas de calabaza para la depresión

Una última palabra

Lo que he experimentado (personalmente) es que las medicamentos en estos días se reparten a la mínima mención de un solo síntoma de depresión (Oh, ¿No quieres salir de la cama por la mañana? ¡Aquí hay 25 miligramos de Prozac!) y esto puede conducir a algunos problemas más serios. No creo que el camino para hacerle frente a la depresión se haga con medicamentos prescriptos pero eso no es algo que tú oirás a un médico decir a menudo.

Lidiar con la depresión no es sólo una cosa: es una mezcla total de cambios en el estilo de vida y se necesita trabajo. No importa si necesitas o no la medicación, al trabajar con algunos remedios naturales para la depresión puede mejorar tu humor y quizás ayudarte a aprender a conseguir estar lejos de las drogas.

Consejo: El ejercicio y el cambio de dieta no son soluciones instantáneas pero son tan importantes. Pasamos tanto tiempo ignorándolas y tratando de encontrar otros atajos cuando en realidad nada puede reemplazar estos dos componentes vitales de la vida. Creo que el ser humano más feliz es el que está más cerca de su estado natural de ser (es decir, no comer alimentos excesivamente procesados y no vivir un estilo de vida sedentario). Haz lo mejor que puedas para formar estos hábitos saludables, algún día veras que serás recompensado.

Bibliografía consultada:


Acerca del Autor

Desde joven siempre he sido un apasionado de la nutrición, de la vida saludable y de los temas relacionados con el desarrollo personal. Me sigo considerando un estudiante activo por lo que me dedico a transmitir información importante sobre todos estos temas.

Deja un comentario